Incrementan los ataques a comunidades indígenas desplazadas en Chiapas

Se han registrado 350 ataques a tzotziles de Aldama
(Imagen: Cuartoscuro)

Los ataques con arma de fuego contra las comunidades indígenas desplazadas en Chiapas por la violencia han incrementado. Se han reportado 350 ataques contra tzotziles en Aldama.

También te recomendamos: Cadena de autoservicios quita agua a comunidades indígenas

De acuerdo con los primeros reportes, el 18 de agosto se reportaron disparos en las comunidades indígenas de Aldama a lo largo del día hasta entrada la noche.

Según los testimonios, hombres vestidos de negro —presuntos paramilitares— dispararon contra los pobladores tras ingresar al territorio de Aldama. Cuando la policía llegó a la comunidad de Santa Martha Chenalhó, reportaron que los disparos continuaban.

Desde 2018, cientos de indígenas han sido desplazados por la violencia en Chiapas (Imagen: Cuartoscuro)

“El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A.C. (Frayba), ha recibido información urgente y grave tanto de los pobladores como de la Comisión Permanente de los 115 Comuneros Desplazados de Aldama, Chiapas, xico respecto al riesgo a la vida, integridad y seguridad personal y el desplazamiento forzado en comunidades integrantes del pueblo Maya Tsotsil, del municipio de Aldama, acciones perpetradas por el grupo de corte paramilitar de Santa Martha, Chenalhó,” denunciaron en un reporte.

Desde este 2018, Aldama, en el centro de Chiapas, ha sido víctima de 350 ataques de grupos paramilitares. El saldo es de siete muertos y 16 heridos hasta la fecha.

Estas comunidades indígenas se han desplazado de Aldama por la violencia de la que han sido víctimas. Sin embargo, reportan que las autoridades no les han dado la atención para atender la situación y garantizar su seguridad.

Las agresiones contra las comunidades tienen su origen en una disputa territorial por 60 hectáreas de colindancia común, desde hace al menos 45 años. Un intento por resolver la problemática fue un pacto celebrado en 2019, pero esto no ha evitado que se hayan perpetrado nuevos atentados.

Con información de La Jornada