Movimientos en Banxico: aumenta la incertidumbre

carstens

Evidentemente el anuncio de la renuncia de Agustín Carstens al cargo de Gobernador del Banco de México, debido a que aceptó el cargo de Gerente en el Banco de Pagos Internacionales (institución financiera internacional más antigua del mundo), resultó sorpresivo y ha generado más incertidumbre en tiempos ya de por sí definidos por la alta contingencia. El panorama para México en niveles económicos, por lo menos al mediano plazo, son complicados, sobre todo por la reacción generada en los mercados a raíz del triunfo de Donald Trump en las pasadas elecciones en Estados Unidos y, por tanto, de una posible derogación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

México ha sido la economía que ha sufrido más impacto por la victoria de Donald Trump; el peso ha sido la divisa más depreciada frente al dólar debido a una posible política económica proteccionista y cerrada en el mercado más grande del mundo que es Estados Unidos. Dichos efectos sobre el peso podrían tener consecuencias inflacionarias, lo cual afectaría negativamente a la economía del país si no se toman las medidas macroeconómicas adecuadas.

Recordemos que hace unas semanas el Banco Central tomó la determinación de subir 50 puntos la tasa de interés de referencia, con la finalidad de reducir el consumo y las inversiones y fomentar el ahorro mediante el encarecimiento del dinero.

Como hemos dicho, la renuncia del gobernador del Banco de México, que será efectiva para julio de 2017, ha aumentado la contingencia en los mercados, causando efectos en el sistema financiero mexicano. El día de hoy, a las 7:45 de la mañana la Bolsa Mexicana de Valores reportaba un máximo de 45,567.44 unidades, después del anuncio de Banxico, descendió a 45,221.43 puntos; asimismo, el precio del dólar se cotizaba antes del anuncio de la renuncia de Carstens a 20.57 pesos, y después del anuncio cotizó a 20.79 unidades, precio que se ha mantenido durante la mañana. (Vía: Forbes)

Como podemos ver, la presencia de Carstens como cabeza del banco central daba certidumbre a los mercados, especialmente por la política monetaria responsable y eficiente que ha llevado a cabo y que ha dado al país una estabilidad macroeconómica importante, sobre todo en lo que respecta al control de los movimientos inflacionarios.

Recordemos que el Banco de México no solo tiene la función de proveer al país de la moneda nacional y por tanto de procurar la estabilidad de dicha divisa en el mercado, sino que también es el encargado de promover un saludable desarrollo del sistema financiero y de propiciar un correcto funcionamiento del sistema de pagos. La operatividad de Banxico es autónoma respecto al gobierno federal por mandato constitucional desde hace 20 años.

Para muchos analistas,  la incertidumbre por la salida de Carstens podría ser pasajera siempre y cuando se promueva un candidato fuerte para sucederlo, así lo señaló Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE:

“La incertidumbre tras la renuncia de Carstens será limitada, siempre y cuando se presente un candidato a ocupar el cargo de gobernador de Banxico que sea reconocido por su trayectoria y que sea visto como alguien capaz de conducir una política monetaria apegada al mandato único de estabilidad de precios.” (Vía: Forbes)

Es decir, para los mercados, se gana certidumbre con una política monetaria de control de precios o más específicamente de control de la inflación, que es justamente la política económica que se ha promovido desde por lo menos los últimos dos sexenios. Esperemos que a la salida de Carstens el banco central muestre ser una institución lo suficientemente sólida para seguir operando de manera eficiente.

En eso tiene mucho que ver, por supuesto, el perfil que sea seleccionado para ocupar el cargo, el cual esperemos tenga características similares a las de Carstens, es decir, alguien comprometido con el libre mercado y con el no intervencionismo del estado en la política monetaria, para decirlo de otra forma, alguien que siga velando por la autonomía del Banco de México.