Inauguró Gabino Cué estadio en Oaxaca en medio de señalamientos

El Gobernador de Oaxaca inauguró un estadio de fútbol que construyó con dinero presuntamente desviado del fondo para combatir la pobreza.
Oaxaca

En medio de protestas y reclamos, el Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, inauguró un estadio de fútbol que construyó con dinero presuntamente desviado del fondo para combatir la pobreza y cuyo costo se multiplicó. El polémico estadio será utilizado exclusivamente por el equipo Alebrijes, que juega en la Liga de Ascenso MX y que es propiedad del Deportivo Tecamachalco, propiedad de empresarios del Estado de México.

Cabe destacar que la construcción de este inmueble demoró tres años y trascendió que su costo se disparó en 70 % respecto al valor estipulado, motivo por lo que ha esta obra ha sido cuestionada por el senador Benjamín Robles Montoya, excolaborador del propio gobernador Gabino Cué, quien además denunció al secretario de Administración, Alberto Vargas Varela, por presuntos actos de corrupción.

En un plantón que realizó frente a las oficinas de la Secretaría de Administración, el legislador exigió al funcionario que explique “quién es el verdadero dueño de los Alebrijes Fútbol Club, porque mucho se ha hablado de la familia San Román, pero la realidad es que RH Corporativo, empresa de Vargas Varela, controla la nómina de los jugadores desde los tiempos del Necaxa y Tecamachalco”.

Y no solo eso, sino que también el Corporativo de Apoyo y Defensa de los Constructores Oaxaqueños (CADCO), denunció ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a colaboradores de Gabino Cué por presuntos actos de corrupción que ascienden a 2 mil 776 millones de pesos, así como por desvío de recursos del fondo federal antipobreza FONREGIÓN para obras como un estadio de fútbol.

Por su parte, el Gobernador Cué Monteagudo informó que esta construcción tuvo un costo final de 335 millones de pesos, es decir, 138.6 millones de pesos más del valor acordado en un inicio con la constructora.

 “El estadio será responsabilidad del Gobierno del Estado. Es del Gobierno del Estado, lo vamos a tener durante varios años, y en su momento, pasará a ser propiedad del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO). Lo va a administrar, por lo tanto, el Gobierno del Estado”, dijo el Mandatario.

No obstante, en la inauguración del estadio, un grupo de jóvenes colocó una manta con la leyenda: “Unidad Deportiva del ITO y para el ITO. ¡No negocio Alebrijes!”.

Por otro lado, quienes critican esta obra, contrastaron el monto millonario de la inversión para las instalaciones deportivas, frente al nivel de pobreza extrema que padece parte de su población. Y es que según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Oaxaca ocupa el tercer lugar en pobreza extrema.