Prohiben chanclazos y cinturonazos para ‘educar’ a niños

Desde el 22 de agosto, los padres sinaloenses tienen prohibido 'disciplinar' a sus hijos a través de violencia física. De hacerlo, podrían perder la custodia de sus hijos
Violencia contra menores en Sinaloa queda prohibida

A partir del  22 de agosto, los padres tienen prohibido ejercer cualquier tipo de violencia, pero particularmente los castigos corporales, contra sus hijos luego de que entrara en vigor la reforma al artículo 83 de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del estado de Sinaloa.

En nuestro país, la violencia contra niños, niñas y adolescentes está más que normalizada: todavía se cree “normal” que los castigos corporales como golpes, cachetadas y cinturonazos no sólo sirven sino que son necesarios para “educar”.

A pesar de que hay cientos de estudios que, desde hace 40 años han demostrado que la violencia más que un bien genera daños irreparables en la formación de los niños y niñas, todavía hay mucha gente que sigue considerando que “más vale un golpe dado a tiempo” que una vida, al parecer, de crímenes o algo semejante.

Congreso de Sinaloa prohibe violencia contra menores

Para los padres sinaloenses, el ejercer violencia contra sus hijos es ya un acto ilegal, luego de que el pasado jueves 22 entrara en vigor la modificación al artículo 83 de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del estado de Sinaloa:

Abstenerse de cualquier atentado contra su integridad física, psicológica o actos que menoscaben su desarrollo integral; así como de ejercer cualquier tipo de violencia en su contra, en particular el castigo corporal. El ejercicio de su patria potestad, tutela o guarda y custodia no podrá ser justificación para incumplir la obligación prevista en la presente fracción”. (Vía: Debate)

Así como leíste, la patria potestad (o, lo que en el lenguaje coloquial sería “porque soy su padre o madre”) ya no es una defensa suficiente para justificar la violencia contra las niñas, niños y adolescentes sinaloenses.

Todavía no queda del todo claro todavía cuáles serán los mecanismos a través de los que los menores puedan denunciar agresiones o si habrá algún protocolo de protección para víctimas de violencia intrafamiliar, pero esperemos que pronto el Congreso de Sinaloa, que aprobó unánimemente esta medida, resuelva los vacíos que quedaron pendientes.

Con información de Debate.