Denuncia intento de secuestro: la siguió desde La Raza y la agredió en el Centro

Este 27 de agosto, en Facebook, una mujer relató lo que llamó ‘el peor día de su vida’. Esa tarde, cuando viajaba en Metro desde Indios Verdes rumbo al Centro Histórico, fue abordada por un hombre que más tarde intentaría secuestrarla.

Según su testimonio, cuando viajaba en el Metro La Raza cedió el asiento a otra persona. Un sujeto le agradeció la amabilidad y, desde ahí, no dejó de seguirla. Cuando llegó a la calle de Donceles, él la amagó y la amenazó con no hacer ‘nada pendejo’ o iba a ‘valer verga’.

Fernanda desapareció en Nuevo León: en vez de ayudar, se burlan y amenazan con violarla

Ella pudo zafarse cuando intentó llamar la atención de un camión de granaderos y el sujeto corrió en otra dirección.

“Con esto no busco más que prevenir a las chicas“, escribió ella en Facebook. “Me venían siguiendo desde el Metro y su modo de operar es poner a alguien ‘guapo’ como gancho. Porque sí, era guapo pero nunca confié en él, por eso tuvo que amenazarme”

Esto, desafortunadamente, es una situación común en la Ciudad de México y todo el país para las mujeres: el acoso, las agresiones sexuales. El riesgo de ser desaparecida o asesinada no es un miedo infundado en un lugar donde las cifras de violencia contra las mujeres no hace más que aumentar.

La semana pasada reportamos el caso de una mujer que estuvo a punto de ser secuestrada en Uber, en un viaje que debía culminar en la colonia Obrera y llegó hasta el Estado de México. Ése es otro de los pocos casos en que las mujeres sobreviven para contar su historia: el resto son cifras alarmantes de muertas y desaparecidas, ante las que gobiernos como el de la Ciudad de México se han negado a implementar una alerta de género y tomar medidas al respecto.

Otro caso de intento de secuestro en Uber

Si eres mujer en México, es muy probable que hayas tenido una o más experiencias en las que temiste por tu integridad en el espacio público. No eres la única. ¿Cuánto tiempo tiene que pasar para que la violencia contra las mujeres deje de ser la norma? ¿Cuántas historias hay que contar para que se les empiece a creer?

Por: Redacción PA.