Gobierno mexicano fracasó en proteger a niños migrantes: HRW

El abogado de HRW también destacó que los menores migrantes corren varios riesgos tanto en sus países de origen como al emigrar.
HRW

Michael Bochenek, asesor jurídico de la División de Derechos del Niño de Human Rights Watch (HRW), declaró, con motivo de la presentación de un informe de la organización, que el Estado mexicano fracasó en brindar protección y refugio a niños y adolescentes migrantes que provienen de América Central y cuya vida, seguridad e integridad corren peligro en caso de ser deportados a sus países de origen. 

Asimismo, Bochenek señaló que aún cuando la legislación mexicana en la materia es excelente y se basa en las normas internacionales para proporcionar todas las medidas de protección, en la práctica la realidad es muy distinta y que ni siquiera el uno por ciento lo que solicitaron refugio se beneficiaron con ese derecho.

El informe, titulado “Puertas cerradas: el fracaso de México a la hora de proteger a niños refugiados y migrantes de América Central”, indicó que durante 2015 más de 18 mil menores no acompañados, procedentes de Guatemala, El Salvador y Honduras, fueron detenidos por agentes de migración mexicanos. De estos, solo se les dio asilo a 57.

Y es que ley, agregó Bochenek, señala que los agentes migratorios deben informar a los menores migrantes detenidos que tienen derecho a solicitar asilo en caso de que su seguridad o su vida corra peligro al regresar a sus países de origen. Sin embargo, señaló, no se les proporciona ninguna asesoría jurídica. Además, se les detiene y deporta, y a los pocos que solicitan refugio, se les amenaza con que la retención será muy prolongada.

A su vez, indicó que hay una práctica sistemática de los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), de detener y deportar sin brindar protección. Tampoco se analizan las razones que llevaron a los menores migrantes a salir de sus países de origen.

El abogado de HRW también destacó que los menores migrantes corren varios riesgos tanto en sus países de origen como al emigrar ya que, por ejemplo, los hombres enfrentan el riesgo de ser reclutados por bandas como los “maras” u otras pandillas. Por otro lado, las mujeres, aunque no sólo ellas, son víctimas de acoso y violación sexual. Ambos géneros tambien sufren de secuestros y violencia, además de que las familias pueden ser extorsionadas.

El reporte también señaló que cada vez es mayor el número de detenciones de migrantes centroamericanos en el país. Esto se debe, en gran medida, al creciente apoyo financiero de los Estados Unidos para que México pusiera en operación un control migratorio más estricto desde mediados de 2014.