Un gobierno que no acepta críticas siembra intolerancia: EPN

“Un gobierno que no acepta la crítica, el escrutinio público y la libertad de expresión es un gobierno que siembra la intolerancia y la confrontación en la sociedad”. 

¿Quién habrá dicho estas palabras? ¿Winston Churchill? ¿Lázaro Cárdenas? ¿Barack Obama? ¿Angela Merkel? No: en una extraña vuelta del destino, estas palabras fueron emitidas por Enrique Peña Nieto desde el museo Memoria y Tolerancia. 

Y hasta acá sonó lo macizo y tupido que se mohdió da dengua:

El presidente Enrique Peña Nieto asistió al Museo Memoria y Tolerancia para inaugurar una exposición sobre el Muro de Berlín, donde se expone un fragmento original del muro; pero de la altura de la barda completa, no se vayana creer que son migajas de concreto como las que se venden en El precio de la historia.

Durante la inauguración Peña Nieto reconoció la labor del museo así como de diversas organizaciones de la sociedad civil y alegó que es injusto poner en duda el trabajo de estas. Fue en ese contexto que Peña Nieto dijo que un gobierno que no acepta críticas siembra intolerancia. (Vía: El Universal)

Y por supuesto el Internet no supo si reír

…o llorar al respecto.

Es más que difícil admitir así como así los dichos de EPN sin querer aplicarlos a él mismo, él, que alguna vez dijo “ya sé que no aplauden”; él, que puso a sus propios funcionarios-empleados a “investigarlo” durante el escándalo de la Casa Blanca; él, que dijo sin empacho que “la crisis está en sus cabezas”. 

A estas alturas del sexenio, ya nomás no sabemos qué hay en la suya, o cómo percibe su propio gobierno y sus propias acciones o qué opina de las críticas fundamentadas que muchos han dirigido a él a lo largo de su brusco gobierno al cual aún le faltan meses para terminar.

Sus acciones distan de sus dichos, lo cual puede ser más o menos común en un presidente criticado, pero este grado de discrepancia entre el dicho y el hecho es inaudito. Por lo pronto, lleven muchas paletas de limón y nieves al Museo Memoria y Tolerancia podque depodtan a alguiend hedido en da dengua.