Javier Duarte está siendo transportado al Reclusorio Norte, donde rendirá declaración

ACTUALIZACIÓN: Javier Duarte ya está siendo transportado al Reclusorio Norte de la Ciudad de México, donde enfrentará los cargos en su contra. 

https://twitter.com/educoronaa/status/886991389447344134

Los medios no tuvieron permitido tomar video o fotografías del exgobernador, por lo que toda la caravana que lo acompaña y todo el proceso seguirá fue transmitido desde lejos y las pocas imágenes que hay son las oficiales de la PGR. Hasta el momento, ni el cuerpo de la judicatura ni las autoridades federales han hecho alguna declaración al respecto.

 

12:10: Aunque la PGR impidió a los medios grabar el momento en el que el avión que lo transportaba aterrizó en territorio nacional, todo indica que ya llegó al país y que será transportado al Reclusorio Norte para rendir su declaración frente al juez federal.

Ya que no será trasladado a un Cefereso, Duarte podrá rendir declaración ante el juez federal frente a frente. Ya la PGR ha anunciado que tampoco habrá acceso a la sala donde el exgobernador de Veracruz rendirá su declaración, pues sólo podrán entrar 20 personas. (Vía: Foro TV)

En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, la policía guatemalteca ha trasladado a Javier Duarte de Ochoa del penal de Matamoros, donde estaba recluido desde su captura, a una base militar contigua al aeropuerto para ser entregado a las autoridades mexicanas.

Según autoridades guatemaltecas, Javier Duarte será transportado a México a las 9 a.m., tiempo local (las 10 de la mañana, para México), en un avión de la Procuraduría General de la República (PGR) a cargo de un Ministerio Público Federal. (Vía: El Universal)

El destino de Duarte en México es incierto, pues no se sabe aún si será trasladado a un penal federal (en su caso particular, al Centro Federal de Readaptación Social número 5, en Villa Aldama, Veracruz) o al Reclusorio Norte, en la Ciudad de México.

Al aterrizar, será enviado a que se le realice un examen médico y, dependerá de dónde sea ingresado, que tendrá un careo en directo o vía circuito cerrado de televisión con el juez federal que administrará su caso. (Vía: La Jornada)

Desde su segunda comparecencia ante tribunales, Duarte negó culpabilidad, entre otros cargos, por la malversación de más 220 millones de pesos, compara bienes inmuebles a través de testaferros (prestanombres), vínculos con la delincuencia organizada y lavado de dinero; ha repetido en diversas ocasiones que las acusaciones son infundadas, carecen de evidencia y todo forma parte de una persecución política.

La extradición de Duarte no hace más que levantar la pregunta ¿qué pasará con él a su llegada? En el mejor de los escenarios (para el proceso judicial, claro), Duarte podría recibir hasta 40 años de prisión por el delito de Delincuencia organizada, 15 (por cada sentencia) por Peculado y Lavado de dinero; también está acusado de Tráfico de influencias y Coalición (los delitos de menor pena), por los que podría recibir 4 y 8 años, respectivamente. (Vía: El Financiero)

Falta, claro está, que llegue, que su equipo de abogados ponga en marcha la estrategia de defensa que han de haber estado construyendo los últimos tres meses y confiar que la PGR haya construido un juicio lo suficientemente fuerte como para soportarlo.

ANUNCIO