Ex guerrillero, amas de casa y líderes organizan autodefensa en Jalisco

líderes

Ante el problema de inseguridad y la escasa protección de la policía en Jalisco, amas de casa, ex guerrilleros, líderes laborales y ambientalistas han formado un grupo de autodefensa, para defender su territorio y luchar contra los cárteles de la droga que operan en las localidades vecinas.

El grupo, de 47 miembros, se organiza en distintos turnos para patrullar su zona –en las orillas de la zona metropolitana de Guadalajara-y detener o entregar a los criminales. Algunos de los integrantes, ya han enfrentado a los cárteles de los estados de Michoacán y Guerrero, pero su organización en Jalisco es relativamente reciente. (Vía Sin embargo)

Raúl Muñoz es quien dirige las 27 células de autodefensa que existen en todo el pueblo y quien comenta que, desde hace 5 años, el Cártel de Jalisco Nueva Generación fue tomando el control del municipio de El Salto y el municipio vecino de Tlajomulco. Agrega que desde que dicho Cártel trabaja con grupos criminales más pequeños de El Salto, han aumentado los secuestros, los robos y las violaciones.

Muñoz es un ex guerrillero, que dice haber colaborado con grupos de izquierda en El Salvador durante los años ochenta; además, asegura que formó parte de la división armada del movimiento rebelde de los zapatistas, de 1994 a 2003.

Este grupo de autodefensa se comenzó a formar a principios de 2015, bajo una estricta selección que evita infiltrados, y mantiene cierto anonimato para evitar venganzas. Muñoz dice que cuentan con un importante arsenal de armas, pero que por seguridad evitan mostrarlos.

Los grupos de autodefensa en Jalisco han pasado prácticamente desapercibidos, pero algunos expertos en seguridad afirman que se encuentran distribuidos en el Salto, Tlajomulco, Zapotlanejo y Zapopan.  La primera vez que uno de estos grupos se levantó en Jalisco fue en noviembre de 2013, en Jilotlán de los Dolores, un municipio colindante con el valle de Tierra Caliente, de Michoacán. (Vía Proceso)