¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

PGR investigará presunto caso de espionaje contra periodistas y activistas

PGR busca reaprehender a excomandante de AFI por secuestro

La respuesta del gobierno mexicano ha sido escueta ante los señalamientos presentados en el reportaje de The New York Times, en donde lo acusan supuestamente de prácticas de espionaje ilegal contra activistas de derechos humanos y periodistas críticos al gobierno por medio del programa Pegasus, destinado específicamente para usos de seguridad en el combate al crimen organizado.

Pero en la realidad alterna en que vive nuestro gobierno este escándalo no es un problema, piensan que es suficiente con mandar un comunicado negando los hechos y con declaraciones ambiguas del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Si bien, el reportaje de The New York Times no presenta prueba alguna sobre sus acusaciones y dichos, sí trae a la mesa una posibilidad que para muchos no es descabellada y por supuesto, que aumenta en la medida en que el gobierno no prueba lo contrario.

Lo más irónico de todo es que el gobierno abrió una investigación en la PGR para investigarse a sí mismo sobre si está espiando a periodistas y activistas de derechos humanos. Sí, igual que cuando Peña nombró a Virgilio Andrade en la Secretaría de la Función Pública para investigar el caso de la “Casa Blanca” que extrañamente resultó ser solo un mal entendido.

Es decir, el gobierno invitó a los afectados a presentar una denuncia ante una de las instituciones que son señaladas de operar la red de espionaje contra ellos. Hay que recordar que la PGR no es una institución descentralizada del gobierno, por lo que su investigación de antemano no puede generar certeza y confianza debido a que no tiene la suficiente autonomía respecto del gobierno, si a esto le sumamos los niveles de confianza ciudadana en estas instituciones vemos que la carpeta de investigación es solo “atole con el dedo” para la opinión pública.

La carpeta de investigación abierta por oficio por el Fiscal Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión, Ricardo Sánchez Perez. La fiscalía dependiente de la PGR convocó a las personas señaladas por el reportaje a presentar una denuncia para poder generar elementos en la investigación; el fiscal señaló que  la averiguación será llevada a cabo con apego a la ley y en coadyuvancia con las personas que denuncien el espionaje.

Retóricamente y demagógicamente, el fiscal señaló que la investigación buscará deslindar responsabilidades, por lo que se castigará incluso a funcionarios públicos de alto nivel ya que nadie está por encima de la ley ¿O sea que la investigación derivará en cargos contra Osorio Chong de resultar responsable? Eso por supuesto no va a suceder jamás. (Vía: El Universal)