Escasez de gasolina produce bloqueo de carreteras y compras de pánico

El fin de semana pasado, el desabasto de gasolina ha afectado ya a 13 estados del país entre los que se encuentran: Aguascalientes, Guanajuato, Michoacán y Zacatecas– estados en los que disminuyó el número de gasolineras con poca cantidad de gasolina; aunque también se ha reportado desabasto en Oaxaca, Chihuahua, Guerrero, Morelos, Jalisco, Puebla, Tlaxcala, San Luis Potosí y Durango. La escasez ha producido que en algunas entidades los habitantes bloquearan las carreteras (SLP- Matehuala y SLP- Zacatecas) o que realicen compras de pánico de combustible.  (Vía: Animal Político)

 

Pese a esto, Petróleos Mexicanos (PEMEX) pidió, a través de su cuenta de Twitter, a las poblaciones de los estados como Guanajuato y San Luis Potosí que no hicieran compras de pánico ni que se expusieran a adquirir la gasolina en tomas clandestinas, y aseguró que se cuenta con el combustible necesario. La compañía asegura que el desabasto se debe a una toma clandestina en el poliducto Salamanca-León por la que fue necesaria suspender la operación. Además, la empresa emitió alertas sobre los peligros de sacar y adquirir el combustible de tomas clandestinas así como de transportarlo en recipientes. (Vía: Animal Político)

Hasta el domingo, a pesar de que el sábado PEMEX prometió que se restablecería el servicio, en diversas estaciones- 55 de las 110 que hay en la zona conurbada de la capital de San Luis Potosí- se colocaron cartulinas en las que avisaban a los usuarios: “No hay gasolina”. Tampoco, hasta el domingo, se restableció el servicio en Jalisco. (Vía: La Jornada)

De los lugares en los que sí se ha logrado normalizar el abastecimiento de combustible fue León, Guanajuato, entidad en la que, después de cinco días de desabasto, el servicio se ha restablecido en una medida, aunque aún hay algunas estaciones de servicio cerradas. Sin embargo, esta ciudad quizá se siga enfrentando al caos que comenzó la semana pasada luego de que, el miércoles, se aprobara el alza de hasta 30% del precio del transporte, entre a otras cosas, debido a estos recientes cambios.