El Gobernador Moreira firmó decreto en contra de narcocorridos

La comunidad cristiana de Coahuila avaló las nuevas acciones para disminuir la violencia del Gobernador Moreira Valdéz.
Moreira

El gobernador de Coahuila, Rubén Ignacio Moreira Valdéz– por cierto, hermano de Humberto Moreira, firmó un decreto a través del cual se impedirá el apoyo a la reproducción de música del género llamado “narcocorridos”. Esta decisión fue tomada como parte de los trabajos en contra de la inseguridad en esta entidad.

Este decreto instruye a los titulares de las dependencias y de las entidades paraestatales de la Administración Púbica Estatal para que se abstengan a contratar publicidad de cualquier medio de comunicación que promueva, programe o difunda expresiones musicales que hagan apología del delito o enaltezcan a los autores de hechos ilícitos.

A su vez, este decreto tiene el objetivo de implementar diversas acciones para la administración pública estatal, que contribuyan además al fortalecimiento de la seguridad del estado.

Indicó que en este sentido el titular de Comunicación Social deberá apegarse a este decreto al contratar publicidad de cualquier medio de comunicación en este entidad. También el titular de la Secretaría de Finanzas se abstendrá de efectuar el pago de las contraprestaciones derivadas de los contratos con radiodifusoras y televisoras.

Ello en relación a las que promuevan, programen o difundan expresiones musicales que haga apología del delito o que enaltezcan a autores de hechos ilícitos, en los términos que se establezcan por el gobierno del estado. Durante la firma de este decreto estuvieron el titular del Ejecutivo y los secretarios de Gobierno, Víctor Zamora Rodríguez; de Finanzas, Ismael Ramos Flores; de Comunicación Social, José Vega Bautista; y la consejera jurídica Sandra Rodríguez Wong.

Por su parte, la comunidad cristiana de Coahuila avaló las nuevas acciones para disminuir la violencia que tomó Gobernador, en especifico la difusión de los narcocorridos. El Pastor Ramón López Escobar, expuso que la medida adoptada por el Gobierno del Estado es acertada, la cuál debería ser acompañada por la regulación del lenguaje que se maneja en los medios de comunicación.