El delegado en la Gustavo A. Madero solicitó al GDF “Ley Seca” por la visita papal

El delegado de Gustavo A. Madero informó sobre la implementación de un operativo para verificar los locales comerciales ubicados en la Calzada de Guadalupe.
Gustavo

Víctor Hugo Lobo Román, delegado el la Gustavo A. Madero, ha declarado que, con motivo de la visita del Papa Francisco (Jorge Mario Bergoglio) a la Basílica de Guadalupe, realizó una petición al Gobierno de la Ciudad de México (GDF) para que se implemente la llamada “Ley Seca” en los establecimientos mercantiles ubicados en el cuadro principal de la Basílica, que comprende la zona del Circuito Interior a Fran Juan de Zumárraga y de Ferrocarril Hidalgo a Insurgentes Norte.

También informó sobre la implementación de un operativo de seguridad para verificar los locales comerciales ubicados a lo largo de Calzada de Guadalupe para supervisar que se encuentren en condiciones óptimas para brindar servicios y evitar que se realice negocio con la renta de azoteas. El delegado recordó que tal como sucedió el pasado 12 de diciembre, se suprimirá el comercio ambulante y se sancionará a los comercios o locatarios que abusen en los precios de los productos y servicios.

En compañía de mil 750 trabajadores de la delegación Gustavo A. Madero, Lobo Román recorrió Calzada de Guadalupe y supervisó personalmente los trabajos de mantenimiento, como el retiro de obstáculos en la vía pública, reparación de banquetas, balizamiento del asfalto vehicular, bacheo, barrido manual, retiro de propaganda, señalización y poda de áreas verdes.

El objetivo, destacó el delegado, es brindar un ambiente seguro y propicio para la llegada de más de 1 millón 200 mil visitantes que se reunirán en torno al recinto mariano.

“Además de garantizar la seguridad de los visitantes, buscamos brindarles una mano amiga y un entorno agradable para que su estancia sea placentera y tranquila”, afirmó Lobo Román.