El Chapo acusa que condiciones en prisión en EEUU son ‘tortura’

Su defensa solicita que mejoren su situación o lo regresen a México
El Chapo durante su detención en 2014. | Fuente: Moisés Pablo/ Cuartoscuro

El ex capo del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, presentó ante una corte en Estados Unidos una queja acusando que las condiciones en la cárcel son una “tortura”.

De acuerdo con el documento, publicado por Vlad TV, las autoridades penitenciarias de la prisión de máxima seguridad de Florence, Colorado, lo mantienen en solitario, solo lo dejan convivir con el resto de la población durante dos horas a la semana; además le niegan contacto humano, visitas, correspondencia y hasta televisión en español.

“Básicamente se la pasa sentado en su celda, rodeado por las mismas cuatro paredes, en un severo y deshumanizante entorno”, escribió el abogado de El Chapo en el documento.

Además, en la queja de El Chapo se asegura que el capo, de 63 años, vive en condiciones crueles e inhumanas de la cárcel. Su aislamiento permanente, señala el abogado, se puede considerar “tortura física y mental”. El abogado asegura que el capo “ha sufrido tremendamente” desde que llegó al penal en 2019.

El Chapo ha estado en la prisión de máxima seguridad, Supermax, desde julio de 2019, luego de ser condenado a cadena perpetua por narcotráfico. La prisión de Colorado es conocida como el Alcatraz de las Rocallosas.

El Chapo en prisión, en 2003. | Fuente: Pedro Vlatierra/ Cuartoscuro

El medio señala que el narcotraficante pasa todo el tiempo en su celda, salvo por las dos horas semanales que le permiten salir de esta. Su celda es un espacio de 2.1 metros por 3.6 metros y tiene una sola ventana de apenas 10 centímetros a lo largo. El Chapo no tiene contacto con otras personas salvo por los guardias que lo llevan a una jaula de  nueve metros cuadrados para ejercitarse, dice el documento. La comida le llega a la celda y solo le permiten una llamada pre aprobada de 15 minutos al mes con familiares.

Otras de las quejas que presentó El Chapo es que los guardias solo le hablan en inglés, aunque el convicto solo puede hablar español. En este sentido, tampoco lo dejan ver televisión en español ni clases de inglés a las que otros reclusos sí tienen acceso. Además, el abogado acusa que le han negado alimentación adecuada y limpieza de su celda.

Por lo mismo, su abogado solicita que las autoridades penitenciarias resuelvan los problemas y mejoren sus condiciones, o lo manden de regreso a México.

***

Continúa la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

Publicidad