Dependencias federales desvían recursos a través de universidades: ASF

La ASF había dado a conocer en su informe de la Cuenta Pública 2014, que por cuatro años ha acotado este tipo de contratos y adquisiciones.
ASF

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) sigue destapando irregularidades. Ahora dio a conocer que dependencias del Gobierno Federal han triangulado recursos con el apoyo de universidades estatales para asignar contratos sin licitaciones públicas.

Las instituciones educativas que han sido señaladas según el diario REFORMA son: la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), la Universidad Autónoma del Carmen (UNACAR) y la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM). Ya la ASF había dado a conocer en su informe de la Cuenta Pública 2014, que por cuatro años ha acotado este tipo de contratos y adquisiciones y ha solicitado transparentarlos y señalarlos para prevenir e inhibir actos ilícitos en las adquisiciones con proveedores, que en colaboración con servidores públicos, desvían los recursos del erario.

“No obstante que la ASF ha presentado diversas denuncias de hechos ante las autoridades competentes, no se han obtenido resultados tangibles, y se ha propiciado la reincidencia en este tipo de contrataciones”, reprochó el órgano auditor.

En el caso de la UAEMéx, las dependencias federales que participaron en estas operaciones son: la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), Superissste, Fovissste e IMSS

Además, a través del llamado Fondo de Fomento y Desarrollo de la Investigación Científica y Tecnológica de la Universidad Autónoma del Estado de México (FONDICT-UAEM), incurrió en las mismas prácticas con dependencias como la SEDESOL, la Secretaría de Economía (SE), de Agricultura (SAGARPA) y el Instituto Mexicano del Petróleo, Financiera Rural, Diconsa, entre otros.

Y es que el monto total de las irregularidades ronda casi los 4 mil millones de pesos. Por tales motivos, la Auditoría Superior de la Federación impuso multas al Rector y a las empresas y advirtió que, de no hacer caso a sus observaciones, presentará una denuncia penal. A su vez, el pasado jueves, en el mensaje de su tercer informe de actividades, el Rector de la UAEM, Jorge Olvera, ofreció solventar cada una de las observaciones de auditorías federales, estatales o incluso internas.

La SEDESOL, bajo el mando de Rosario Robles y por tres años consecutivos, utilizó a la UAEMOR para triangular recursos públicos a diversas empresas sin pasar por la licitación pública, denunció la Auditoria. También multó al Rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Jesús Alejandro Vera Jiménez, por la triangulación de recursos públicos derivados de la firma de convenios para la prestación de servicios que la universidad –por cierto– no realizó.

Asimismo, la Auditoria abrió un Pliego de Observaciones porque se presume un probable daño a la Hacienda Pública Federal cercano a los 500 millones de pesos, por los actos u omisiones atribuibles a los funcionarios que en su gestión contrataron el 100 % de la prestación de los servicios convenidos con la SEDESOL.