ANUNCIO
México

“Déjate violar”: Trabajadora de CFE revela los abusos que soportó para no perder su trabajo

Angélica pensó en el suicidio y no dejaba de tener miedo mientras estaba en la central.

"Déjate violar": Trabajadora de CFE revela los abusos que soportó para no perder su trabajo
A la mujer la acosaron durante año y medio (Foto: Cuartoscuro)

Los 18 meses más largos de su vida. Una trabajadora de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) recientemente reveló los abusos que soportó para no perder su trabajo. Durante el año y medio, fueron al menos seis veces las veces que sufrió el acoso de un compañero y que en todas se negó.

En entrevista para El País, la mujer identificada con el nombre ficticio de Angélica reveló que el hombre la acosaba en diferentes puntos de la sede en El Cóbano, Michoacán. Vestidores, sala de máquinas, el sótano, oficinas vacías, mientras que ella se hacía ‘bolita’, se tiraba al suelo, gritaba, lloraba y le pedía que parara.

La situación de abuso la llevó a perder el autoestima, sin ganas de regresar a la CFE e incluso intentó suicidarse. Lo más injusto de su caso, es que la joven perdió su contrato temporal luego que la señalaran que ella era “la problemática” en la CFE.

"Déjate violar": Trabajadora de CFE revela los abusos que soportó para no perder su trabajo

Angélica sufría abusos de Juan (Foto: Cuartoscuro)

Angélica ingresó el 25 de febrero de 2019, a los 40 años, tras dejar su consultorio odontológico y afiliarse al Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), una de la formas para entrar a la Comisión. Inició desde el nivel más bajo, como aseadora, en una filial de la CFE en El Cóbano, alejada de cualquier zona urbanizada.

En el lugar había apenas 50 trabajadores, de los que solo cuatro eran mujeres. Antes de su ingreso ya existía un caso de intento de violación a una de las empleadas por cuatro hombres; a dos los despidieron y a los otros los reubicaron.

Desde que llegué, me veían como mercancía. Es raro el hombre que trabaja en esa central y no te haga un comentario lascivo”, comentó Angélica. La primera vez que sufrió el acoso de Juan ocurrió en abril de 2020, en el sótano de la central. Ella señaló que se encontraba en un área de vestidores cuando el hombre con quien hasta ese momento tenía buena relación entró a la sala, cerró la puerta y apagó la luz.

"Déjate violar": Trabajadora de CFE revela los abusos que soportó para no perder su trabajo

El caso ocurrió el la CFE de El Cóbano, Michoacán (Foto: Cuartoscuro)

“Inmediatamente se dirigió hacia mí, empezó a tocarme todas las partes de mi cuerpo, intentando bajarme el cierre del pantalón, diciendo al mismo tiempo ‘espérate, no te va a pasar nada’. Le pedí mil veces que parara”, declaró.

Angélica añadió que en un momento, se encorvó para evitar que bajara su pantalón, le torció el dedo y lo empujó. “Entonces él se paró. Se lo tomaba a juego, se reía y decía: ‘Ay discúlpame, mira lo que me provocas hacer”, añadió.

Fue a partir de esa primera vez que las cosas cambiaron. Todos los días sufría acoso verbal y físico, desde espiarla en el baño, esperarla afuera de las regaderas y tocarle el cuerpo, una situación de la que sentía miedo y vergüenza, además que le recordaba los abusos que sufrió durante su niñez.

"Déjate violar": Trabajadora de CFE revela los abusos que soportó para no perder su trabajo

Su madre le dijo que se dejara violar para no perder su trabajo (Foto/Twitter: @levmx666)

Subió de puesto, pero los abusos no terminaron

La mujer logró ascender y ahora era ayudante de maquinista, incluso con orgullo relató al medio que fue la primera mujer en esa posición; no obstante, los abusos de Juan en la CFE a la trabajadora no terminaron, pues el hombre bajaba hasta la sala de máquinas, donde no había cámaras de seguridad ni señal de celular, para intentar abusar de ella.

Me hizo llorar. Le dije que me dejara tranquila, que yo no lo veía de esa manera, que yo no quería perder mi trabajo. Trató de desvestirme, éramos los únicos ahí abajo. Yo luchando contra sus manos y él contra las mías”, narró.

“Déjate violar”

Había pasado poco más de un año desde que ingresó y desde que comenzaron los abusos, pese a que Angélica quiso buscar el apoyo de sus hermanos y madre, estos solo le recomendaron callar para evitar problemas en la CFE. 

La situación terminó por vencerla y a mediados de mayo “yo quise suicidarme”, esto porque se “sentía como una porquería, me la pasaba llorando”. Angélica incluso contó que acudió con su madre y ella le dio un consejo que terminó por destruirla.

Ella me dijo: ‘Déjate violar. Si no, vas a perder tu trabajo y eso no lo podemos permitir’. Me sentí horrible”, declaró Angélica quien para entonces era un sustento para su familia al ganar aproximadamente 12 mil pesos al mes. El único que la apoyaba en su caso de abuso era su esposo.

La última vez que ocurrió el abuso de Juan fue el 8 de noviembre de 2021. Angélica recuerda estar en los pasillos de la oficina cuando el sujeto entró y la tocó; sin embargo, ella gritó provocando que su agresor huyera. Reveló que 10 días después, presentó una denuncia interna y relató su caso ante la Unidad de Género.

"Déjate violar": Trabajadora de CFE revela los abusos que soportó para no perder su trabajo

La trabajadora fue despedida tras denunciar los abusos en la CFE (Foto: Cuartoscuro)

Mientras se hacía la investigación, a Angélica la reubicaron a otra unidad hasta que en diciembre despidieron a Juan, quien además solo le quedaban unos meses para jubilarse. No obstante, su pesadilla no terminó ahí, la sección 45 del SUTERM hizo todo lo posible para que ella no volviera a la misma unidad, además que le negaron ser reinstalada en otro empleo.

Se justificaban con que su contrato se creó en El Cóbano y cambiarla de sede afectaría a sus compañeros. Pese a su lucha, el sindicato ganó y no la reubicaron, además tampoco le renovaron su contrato señalándola como que ella fue quien generó los problemas en la CFE. 

“Estoy intentando rehacer mi vida, pero me gustaría que se enterara la mayor cantidad de gente posible de lo que pasa, de la falta de apoyo y de (lo que pasa) en el sindicato, del machismo que predomina, de la falta de sensibilidad hacia las mujeres, de que te juzgan y te señalan. Y eso no se vale”, finalizó.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO