¿Por qué el consumo de cerveza bajó mundialmente?

Cerveza_

Algo raro pasa en el mundo, hay datos que indican que el consumo promedio de cerveza ha disminuido en los últimos años.

México, sin embargo, es la excepción: tanto la producción como el consumo no solo se han sostenido, sino que han aumentado paulatinamente debido a que los mercados de cerveza se han diversificado pues, por una parte, tenemos una alta producción masiva que satisface al mercado interno y al de exportaciones y, por otra parte, está el mercado artesanal de menor producción pero que en los últimos tiempos ha tenido un crecimiento exponencial.

Pero en el 2016 el mundo ha disminuido el consumo de bebidas alcohólicas en un 1,4%, cayendo a un consumo de 450 mil millones de litros, pero la disminución se debe a que la gente consume menos cerveza.

Parece trivial pero no es así, ya que la cerveza representa tres cuartos del consumo total de alcohol en el mundo, por tanto una caída del 1.8% en el consumo de cerveza impacta directamente a los datos más generales.

Esta caída en el promedio mundial de consumo de cerveza se debe a la desaceleración económica y de consumo en algunos de los mercados más grandes del mundo, China, Brasil y Rusia que representaron  una reducción del 99% de ese 1.8% de contracción de consumo a nivel mundial.

En el caso de México, la tendencia es totalmente contraria, el consumo de cerveza va en aumento sobre todo por el incremento de la población económicamente activa, sobre todo por el estimado de un millón de jóvenes que anualmente ingresan al mercado laboral.

En ese sentido, se prevé que en unos años México se vuelva el cuarto consumidor de cerveza a nivel mundial. Este aumento por supuesto significa un mejoramiento de nuestro mercado interno, por las actividades económicas que se activan alrededor de la industria cervecera, que incluye a los tres sectores de la economía, agrícola, de transformación y servicios.

Por otra parte, la disminución en el mercado global se debe también a que en las economías más desarrolladas se ha reducido el consumo de la cerveza debido a que los consumidores han optado por bebidas más caras como el vino y los destilados; por el contrario en las economías emergentes el consumo y la producción de cerveza va en aumento, eso explica el crecimiento de la industria masiva y artesanal en nuestro país.

En el caso de México, los datos arrojan que nuestro mercado es todavía muy joven, ya que de consumo per capita ocupamos el lugar 25 mundial, por lo que hay todavía potencial por explotar en relación al crecimiento de la industria y las tendencias de consumo. Con base en estas predicciones las inversiones en ese sector se han multiplicado en nuestro país, por ejemplo Heineken inyectó 2 mil millones de dólares en su producción en México.

Como podemos ver, el caso particular de México contrasta con lo que sucede con el consumo mundial, esa disminución puede que sea revertida por el aumento de la producción de países como México. Así que no se preocupen, no habrá desabasto de cerveza, sino todo lo contrario, cada vez veremos más oferta en nuestro país. (Vías: The Economist, El Universal)

ANUNCIO