Coahuila: Tras dar positivo prueba rápido por COVID-19, joven se suicida; no tenía coronavirus

La prueba de confirmación dio negativo, pero el joven de 29 años decidió quitarse la vida
(Imagen: Cuartoscuro)

En Coahuila, un joven de 29 años cometió suicidio tras dar positivo a COVID-19. Tras la prueba de confirmación, se supo que no tenía coronavirus.

Según el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social en Coahuila, Leopoldo Santillán Arreygue, el caso del joven fue “fortuito, inesperado”. El suicidio ocurrió en uno de los baños del Hospital General de Zona (HGZ) No. 7 del IMSS en Monclova.

Los testimonios informan que Mario Alberto “M”, de 29 años, llegó al Hospital referido por otra clínica el pasado sábado 26 de diciembre. El joven presentaba todos los síntomas de COVID-19, por lo que se le practicó una prueba rápida. Dio positivo por coronavirus, por lo que se le hizo la prueba de confirmación (PCR).

(Imagen: Cuartoscuro)

Sin embargo, el lunes a medio día, Mario Alberto fue al baño. Aproximadamente 20 minutos después, un enfermero fue a buscarlo y lo encontró colgado de una sábana.

El joven se suicidó antes de que le dieran el resultado de la prueba de confirmación, que fue negativa por COVID-19.

El suicidio de Mario Alberto sorprendió al personal del hospital, ya que se desconocen los motivos (miedo o desesperación) por los que habría tomado la decisión de acabar con su vida.

El delegado quiso deslindar al personal del hospital de toda responsabilidad. El Universal recoge sus declaraciones al respecto:

“No podemos tomar medidas contra el personal porque no fue un homicidio, fue una situación fortuita, un caso inesperado. El paciente estaba en posibilidades físicas de desplazarse al baño y de resguardarse por su propio medio no sabemos adentro que puedan hacer.”

Asimismo, dejó claro que todos los pacientes que entrar al hospital por COVID-19 reciben atención o apoyo psicológico:

“Pero el protocolo indica que al salir reciban apoyo sicológico por los estragos de ansiedad que deja la enfermedad. No podemos predecir si ya vienen con la ansiedad y eso es algo que ya se va a atender desde el primer nivel. Depende mucho que el paciente colabore, que exprese su sentir, sabemos que todos sienten angustia porque vas a un hospital donde sabes que todo puede suceder.”

Lo que quiso aclara que es que el protocolo de atención es algo que puede mejorar luego de las lecciones que ha dejado la pandemia de COVID-19.

Publicidad