CNDH recibe 127 quejas tras 19S, la mayoría por falta de protocolos de rescate

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) recibió ayer domingo 8 de octubre, 127 quejas relacionadas con: labores de rescate, solicitudes de revisión en edificios dañados y prestación de servicios públicos, durante la contingencia por los sismos del 7 y 19 de septiembre. 

En su primer informe la dependencia da cuenta de la “desorganización y caos en los primeros días de rescate de personas y cuerpos”, en los inmuebles y zonas afectadas donde trabajó el Ejército, Marina, Policía Federal y el Gobierno de la Ciudad de México. (Vía: El Universal)

Del total de quejas recibidas,  39 quejas, ya calificadas, están relacionadas con las actividades de búsqueda y rescate en los inmuebles derrumbados; 34 con motivos de revisión de inmuebles con posibles daños estructurales; 21 sobre trabajadores que argumentan serias afectaciones en la instalaciones donde laboran pero que carecen de dictamen; y quejas relacionadas con prestación de servicios públicos. (Vía: CNDH)

Como una medida inicial la dependencia ha solicitado información a autoridades estatales, federales y municipales.

 

Ciudad de México

En las indagaciones preliminares de la Comisión y del contenido de las actas circunstanciadas, la institución enlista las siguientes observaciones en la CDMX:

  • No se observaron lo protocolos y normas en el manejo de cadáveres por la inmediatez de la contingencia.
  • Mucha rectificación en los procedimientos entre familias de víctimas y autoridades
  • No hubo un mismo mando en las zonas siniestradas, operaron indistintamente Semar, Sedena, PF y CDMX
  • No se acondicionaron espacios adecuados para las familias de víctimas que esperaban noticias en las zonas del siniestro
  • Desabastecimiento de agua en zonas de Xochimilco, Iztapala y Tláhuac

Si bien entre la desesperación y el terror la emergencia nos rebasa, el hecho de que autoridades no siguieran los protocolos debido a la “inmediatez de la emergencia”, ¿justifica que muchos casos los familiares de víctimas no recibieran información sobre las labores de rescate?

Por otro lado esta “rectificación”  o  mejor dicho, mal manejo de información sobre las labores de rescate de la que habla la CDNH, ¿no acaso resultado de la falta de aplicación de protocolos?

Recordemos lo sucedido en Álvaro Obregón 286 cuando familiares de víctimas organizaron una protesta para que las autoridades les informaran sobre las labores de rescate en tiempo y forma.

Una situación lamentable que ejemplifica no sólo este caso, si no, muchos que pudimos constatar en otros edificios colapsados, fue lo que vivió la familia de Adrián Moreno.

Adrián perdió la vida a causa del derrumbe del edificio, después de una semana en donde familiares recibieron información sobre las posibilidades de que fuera rescatado con vida, un amigo de la pareja de Adrián fue quien informó a la familia que seguía esperando en el edificio, que Adrian se encontraba en el Instituto de Ciencias Forenses. (Vía: EFE)

Morelos

La CNDH recibió dos quejas contra la presidenta del DIF  del Morelos, Elena Cepeda por el destino de los vehículos que transportaban víveres y porque los víveres se colocaban en bolsas o cajas con el logo de la institución.

De estas quejas, tres fueron remitidas a las comisiones de derechos humanos locales. (Vía: La Jornada)

Oaxaca

De los siete municipios visitados por la dependencia, se elaboraron 50 actas circunstanciadas de los cuales se desprendieron las siguientes observaciones:

  • Falta de transparencia y organización en la repartición de apoyos
  • No hay censos de población afectada
  • Necesidades de recursos materiales para pernoctar en la calle
  • Falta de seguridad para evitar saqueo
  • No se apreció una buena coordinación
  • Falta de cobertura en comunidades aledañas

Chiapas 

En la localidad de Pijijiapan personal de la Sedena expresó que sólo hay 15 elementos que realizan las la pobres de remoción de escombros y que ellos mismos apoyan para repartir despensas a los damnificados. Por esta razón tienen que suspender una labor para apoyar en la otra.

Finalmente, tanto en Puebla como en el Estado de México el INAH  ha sido lento en emitir dictámenes para proceder a derribare inmuebles históricos.

Las investigaciones de la Comisión apenas inician y en definitiva una emergencia sólo por ser un emergencia no justifica la falta de protocolos, por otro lado, a tres semanas del sismo y en casos, a un mes ¿cómo constrarestar una desafortunada planeación en la repartición de víveres?

Esperemos que avancen las investigaciones de la CNDH y emita las recomendaciones necesarias que no sólo serán necesarias para el presente, si no, para el futuro de los ciudadanos.