Cambió de parecer y ahora el “Chapo Guzmán” pide su extradición

Para el "Chapo", explicó el defensor, la extradición representa una salida para librarse del tormento que le están haciendo vivir al interior del penal.
Chapo

El abogado defensor de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera alias “El Chapo”, José Refugio Rodríguez Núñez, informó que el líder del Cártel de Sinaloa solicitó su extradición inmediata. En una nueva visita que realizó Rodríguez Núñez al penal del “Altiplano”, explicó que en una entrevista que sostuvo con su Guzmán Loera, éste le solicitó tramitar la extradición porque ya no soporta la situación que vive al interior del penal.

“Platiqué con él y me pidió, me suplicó que buscara lo más rápido posible para tramitar la extradición porque ya no soporta la situación que vive aquí”, indicó el abogado.

Ya con anterioridad, Guzmán Loera se ha quejado de no contar con suficiente atención médica y de no poder dormir ante los constantes llamados por parte de las autoridades penitenciarias para confirmar su presencia en la celda. ” Me quieren volver zombie”, declaró el mes pasado.

De acuerdo con el abogado, los defensores de “El Chapo” iniciarán con los trámites necesarios para que se realice la extradición a Estados Unidos, aunque afirmó aún desconocer a donde sería llevado. Sin embargo, agregó Rodríguez Núñez, el proceso de extradición lleva un tiempo y, por las condiciones de salud en las que se encuentra el líder narcotraficante, teme que el tiempo sea suficiente y que no muera en las instalaciones del penal.

“No es el trabajo, yo tengo que tener un abogado en Estados Unidos. El jueves yo voy a hablar con uno de ellos, se le acercó a la familia otro que le está ofreciendo sus servicios. “Desgraciadamente, el negociar no es como ir a comprar un carro, esto lleva tiempo y necesita tiempo y yo me pregunto: ¿El tiempo nos alcanzará para que Joaquín salga con vida de aquí y llegue a Estados Unidos?”, indicó.

La semana pasada, la defensa de Guzmán aseguró que el capo estaría dispuesto a declararse culpable en Estados Unidos a cambio de negociar una pena “relativamente razonable” y de ser llevado a una cárcel de mediana seguridad. Guzmán Loera tiene en su contra dos pedidos de extradición a Estados Unidos, remitidos por cortes de los estados de California y Texas, por delitos de narcotráfico y homicidio. A su vez, la secretaria estadounidense de Justicia, Loretta Lynch, dijo recientemente que confía en que las cortes mexicanas decidirán pronto la extradición de Guzmán.

De su lado, el presidente Enrique Peña Nieto ha señalado que quiere extraditarlo lo antes posible, pero la Fiscalía mexicana ha dicho que el proceso podría durar al menos un año. Para el Guzmán Loera, explicó el defensor, la extradición representa una salida para librarse del tormento que le están haciendo vivir al interior del penal. Rodríguez Núñez informó que ante las acciones del Estado en contra de Joaquín Guzmán probablemente el lunes sostengan una reunión en Washington con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. “No tenemos la capacidad de luchar contra el Estado en un terreno arbitrario como lo están haciendo ellos”, señaló.