Cae un príncipe priista: auto de formal prisión a Moreira

Tras haber sido detenido en el aeropuerto español Madrid-Barajs, Humberto Moreira enfrenta ahora un decreto de prisión incondicional sin derecho a fianza.
ZACATECAS, ZACATECAS, 09SEPTIEMBRE2011.- Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México; Humberto Moreira, líder nacional del PRI; y Manlio Fabio Beltrones Rivera, presidente de la mesa directiva del Senado de la República, durante el primer informe del gobernador de Zacatecas en dia de ayer en el centro de convenciones de Zacatecas. FOTO: SAÚL LÓPEZ/CUARTOSCURO.COM

Tras haber sido detenido en el aeropuerto español Madrid-Barajas, Humberto Moreira enfrenta ahora un decreto de prisión incondicional sin derecho a fianza, determinado por el juez José de la Mata. La detención del político mexicano fue posible gracias a la coordinación de un tribunal de Estados Unidos, dedicado a investigar delitos como el lavado de dinero en la frontera norte de México, con la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal en España, dirigida por un juez de la Audiencia llamado Santiago Pedraz.

¿Qué hacía supuestamente Moreira en España?

El exdirigente del PRI se dirigía hacia la ciudad de Barcelona, localidad a la que se mudó en 2013 para estudiar un posgrado en la Universidad Autónoma de allá. Dos años antes había cesado funciones como gobernador de Coahuila para hacerse cargo de la presidencia del Partido de frente a las elecciones presidenciales de 2012; sin embargo, Moreira tuvo que abandonar ese puesto también debido al enorme endeudamiento (por aproximadamente 2 mil 500 millones de dólares) en que dejó sumido el estado que gobernaba, hecho que levantó muchas sospechas y dudas sobre su administración.

¿Qué más sabemos de Humberto Moreira?

Además de haber sido un importante político (gobernador de un estado y dirigente del Partido son los sueños dorados para muchos, quizás sólo debajo de ser secretario de gobernación o presidente), Huberto Moreira siempre se distinguió en el panorama público por sus excentricidades. En primer lugar, podemos mencionar su afición al baile y sus distintas actuaciones en eventos políticos:

Desde que era gobernador de Coahuila, Humberto Moreira se destacó no sólo como buen bailarín, sino como uno de los políticos más corruptos del panorama mexicano. Su fama se debía sobre todo a su relación con organizaciones criminales, al lavado de dinero, a la malversación de fondos del erario público y a la complicidad con grupos de tráfico ilegal.

Durante su estancia en Barcelona, el exdirigente del PRI causó revuelo en medios locales por el tipo de vida que llevaba, llena de lujos y algunas excentricidades; sin embargo, cuando fue cuestionado por los medios sobre las fuentes económicas que le permitían mantenerse, contestó que su sueldo dependía de una beca de sindicato de maestros y de sus ahorros.

En otro momento, llamó la atención su recomendación entusiasta de una disciplina física acompañada de una fotografía de sí mismo sin playera.

Los primeros en caer por los delitos relacionados con Moreira fueron dos de sus más cercanos colaboradores en el gabinete de Coahuila: Héctor Javier Villarreal Hernández, encargado de la Tesorería durante su administración, y Jorge Juan Torres López, responsable de Desarrollo Social de Coahuila en el gobierno de Moreira. El primero fue atrapado y cumple una condena de prisión en Texas por fraude y uso de documentos falsos; el otro se dio a la fuga.

En julio de 2015, el empresario Rolando González Treviño confesó su participación en el saqueo de fondos públicos de Coahuila, orquestado por Moreira. Cuando este último fue interrogado al respecto, se reservó su palabra hasta que hubiera una acusación formal, ¿qué dirá ahora?

Otro gran revuelo que involucró a Humberto Moreira fue el asesinato de su hijo de 26 años a manos de un comando armado de integrantes de los Zetas, una de las organizaciones criminales más sanguinarias de México, en venganza por la muerte del sobrino de un alto mando del grupo.

¿Qué pasará ahora que una de las figuras más preciadas del Partido Revolucionario Institucional cae estrepitosamente? ¿Qué nos dice de un partido político que uno de sus exdirigentes tenga que cumplir prisión por lavado de dinero, corrupción y nexos con el crimen organizado? ¿Qué dirá el partido de su exgobernador, reconocido internacionalmente como uno de los políticos más corruptos? Hasta ahorita las declaraciones del PRI al respecto se resumen a este comunicado:

En relación a las notas periodísticas que aluden a la detención del Lic. Humberto Moreira por autoridades hispanas, en Barajas, España, señalamos que hasta el momento contamos con poca información para emitir un pronunciamiento definitivo. Esperemos el desarrollo de las investigaciones de la justicia española. No hay que anticipar ni defensas ni juicios condenatorios. Las instituciones no son responsables de los actos de los individuos que la integran. (vía PRI)

¿Ustedes qué opinan?