Barbosa define como castigo divino la muerte de candidata del PAN

"Me la robaron, pero los castigó Dios", dijo Luis Barbosa
Barbosa define como castigo divino la muerte de candidata del PAN. (Imagen:Twitter)

Luis Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, mencionó en el 2018 él había ganado la elección para gobernador del estado, pero, según su opinión, sus oponente se la robaron. Como si lo anterior no fuera suficiente, afirmó :”Me la robaron, pero los castigó Dios“.

Recapitulemos un poco, la ex gobernadora Martha Erika Alonso y el senador Rafael Moreno Valle murieron en un accidente aéreo en diciembre del año pasado.

El accidente sucedió en el municipio de Santa María Coronango, Puebla. Martha Erika fue la gobernadora electa del estado antes mencionado. Sin embargo, existieron ciertas sospechas en su contra relacionadas con la falsificación de actas.

A pesar de ello, Marta Erika Alonso recibió una constancia de mayoría de votos. Por su parte, Miguel Barbosa acusó en todo momento que la elección era fraudulenta.

Este político, durante un acto cívico en Huejotzingo, Puebla aseguró que el accidente sugerido por la ex gobernadora fue un “castigo divino” por presuntamente haberse robado las eleciones del 2018:

“Y así fue como ganamos en muchas partes del estado, todos los que ganamos el 1 de julio de 2018, porque yo gané me la robaron pero los castigó Dios”, fue lo que dijo el gobernador durante el primer informe de gobierno de la presidenta mur de Huejotzingo, Angélica Alvarado Juárez. (Vía: La Silla Rota)

Esta declaración es muy desafortunada desde diversos puntos de vista, en primer lugar, existe una extraña práctica por parte de la Cuarta Transformación que consiste en relacionar la política y la economía con la religión. En la conferencia mañanera en diversas ocasiones, AMLO ha relacionado el bienestar económico, la seguridad social con figuras como el buen prójimo, el buen cristiano y sus acciones morales.

En segunda instancia, el supuesto fraude electoral ya fue aclarado, por lo que, no sería pertinente retomar la conversación sobre un delito que no fue comprobado en su momento.

Con información de : Animal Político