Asesinan a activista Berta Cáceres en Honduras

El 2 de marzo fue asesinada en La Esperanza, Honduras, Berta Cáceres, activista indígena que luchaba por derechos ambientalistas.

El miércoles 2 de marzo fue asesinada en La Esperanza, Honduras, Berta Cáceres, activista indígena que luchaba por derechos ambientalistas y por la defensa del río Gualcarque. A pesar de que el ataque aparenta que el móvil de la violencia fue un robo, los familiares de Cáceres argumentaron que los verdaderos motivos estuvieron relacionados con la lucha política y social que sostuvo la líder indígena.

Cáceres era madre de cuatro hijos y estaba a la cabeza de una campaña contra un proyecto hidroeléctrico que funcionaba con inversiones internacionales. Debido a estas acciones, una organización internacional a favor del medio ambiente (la Goldman Enviromental Foundation) le otorgó su máximo reconocimiento en 2015. Tras el asesinato de la ambientalista, el presidente de esta organización emitió un comunicado en donde dice:

“Lamentamos la pérdida de una líder inspiradora, y honraremos el trabajo de su vida al continuar el reconocimiento de las valientes labores que realizan los ganadores del Goldman, como Berta […] Ella construyó una comunidad increíble de activistas autogestivos en Honduras, quienes continuarán la campaña por la que ella luchaba y por la que fue asesinada” (vía Goldman).

De acuerdo con un análisis realizado por Goldman Witness, Honduras es uno de los países más peligrosos para activistas medioambientales. A partir del asesinato de Cáceres, comenzó una campaña de apoyo a las personas dedicadas a estas luchas y de presión para que el gobierno investigue a profundidad quiénes fueron los autores del crimen.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y diversos activistas de El Salvador (integrantes del Centro Salvadoreño de Tecnología Apropiada y de la Unidad Ecológica Salvadoreña) también exigieron justicia para el caso:

“Su muerte nos golpea como un agravio que sentimos propio. La Cepal eleva su voz para exigir justicia, para demandar el respeto y la protección de todos aquellos que como Berta, a lo largo de América Latina, empeñan su vida en construir derechos para todas y todos”, declaró Alicia Bárcena secretaria ejecutia frente a la ONU (vía La Jornada).

Cáceres fue cabeza de la organización del pueblo indígena lenca (una de las etnias más importantes del país) contra la represa en Agua Zarca y logró la salida de la empresa estatal china Sinohydro. En un informe titulado ¿Cuántos más? se afirma que en Honduras los defensores de la tierra y el medio ambiente “sufren persecuciones sistemáticas y sus vidas corren grave peligro. Entre 2002 y 2014, allí murieron asesinados 111 activistas, 12 de ellos en 2014”.

¿Por qué parece haber una persecusión sistemática contra las personas que luchan por la defensa de derechos humanos y ambientales en América Latina? ¿Hay alguna forma en que estos ataques estén relacionados? ¿Qué condiciones contextuales comparten países como México y Honduras?