Anuncian posible quiebra en la línea 2 del Metrobús

quiebra

Integrantes de una de las 5 empresas que operan la línea dos del Metrobús, que va de Tepalcates a Tacubaya, anunciaron en una conferencia de prensa que se encuentran en riesgo de quiebra, pues existe un adeudo de 54 millones 751 mil pesos por la compra de 9 unidades articuladas y, además, se deben 5.5 millones a 70 socios. Los voceros, Encarnación Juárez y Nicolás Vázquez, denunciaron que esta crisis es resultado del “mal manejo del Consejo de Administración”, dirigido por Oscar Gustavo Pérez Villegas.  (Vía Proceso)

Tras 8 años de operación, esta  empresa concesionaria de la línea 2–Corredor Oriente-Poniente (Copsa)-, cuenta con 82 socios, cuyo patrimonio se ha puesto en riesgo por las crecientes deudas y otras fallas en el mantenimiento de las unidades.

Los voceros denuncian que desde hace 14 meses, setenta socios, en su mayoría de la tercera edad, no ha recibido los 6 mil 500 pesos mensuales que les corresponden por la prestación del servicio. En lugar de eso, dicen, sólo han recibido justificaciones como el aumento en el precio de la gasolina, la descompostura de las unidades, la falta de refacciones y muchas más. (Vía La Jornada)

Además, señalan que el Consejo de Administración ha estado contratado a conductores sin capacitación ni experiencia y que, a los que tienen, los obligan a doblar turnos de hasta 16 horas, lo que claramente pone en riesgo la seguridad de los usuarios. Se suma el hecho de que algunos de los autobuses no tienen mantenimiento preventivo ni correctivo de calidad, así que consideran que la posibilidad de que sufran un accidente es mucho mayor.

Actualmente 9 unidades se encuentran fuera de servicio por la falta de piezas de reparación. En lugar de realizar 22 corridas diarias, sólo se hacen 15, lo que disminuye el pago por kilómetro recorrido, que es lo que determina el pago para la empresa y para los socios. (Vía La Jornada)

Finalmente, los voceros solicitaron la intervención de Miguel Ángel Mancera, Jefe de gobierno de la Ciudad de México, y de Hector Serrano, titular de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México, dado que su gobierno también invirtió en este proyecto 8 millones 200 mil pesos, por la compra de 15 unidades.

El fin  de esta empresa, sostienen los afectados, representaría un fracaso para el servicio de Metrobús y para el esfuerzo de cientos de socios por transitar de la figura hombre-camión a empresas administradoras del transporte. (Vía La Jornada)

Los voceros también informaron que, si no se resuelve el problema, tendrán que suspender el servicio. La denuncia sobre la crisis monetaria que atraviesa la línea dos es, probablemente, sólo el principio de una serie de quejas que podrían sumarse y, en tal escenario, a los usuarios sólo nos quedaría esperar que dicha crisis no se traduzca en un incremento en el costo del servicio.