Ante COVID-19, mujeres enfrentan dificultades para partos en México

Ante la saturación de hospitales y riesgos de contagio, muchas han buscado el apoyo de parteras
Fotografía ilustrativa. (Imagen: Irene G. Ruiz/Flickr)

En México, cerca del 96% de los partos son en hospitales. Sin embargo, ante la pandemia por la COVID-19, las mujeres han padecido dificultades para dar a luz dentro de un sistema de salud criticado por estar mal equipado y dar mala atención.

El periódico New York Times (NYT) publicó un reportaje en el cual da fe de esto. El medio explica que ante la pandemia, mujeres que van a dar a luz al hospital llegan a enfermarse de coronavirus. Esto ha generado que activistas y funcionarios en México busquen maneras más eficientes para atender los partos.

Durante los primeros meses de la pandemia, el medio documentó evidencias que sugieren que las parteras en el país han ganado presencia. Esto justamente porque alrededor de México, mujeres embarazadas han buscado, como alternativa a los hospitales, dar a luz en sus casas o centros especializados.

Parteras como alternativa

De hecho, conforme fue avanzando la pandemia, hospitales en el país comenzaron a ver una reducción de consultas prenatales y partos. Por ejemplo, señala el NYT, en el Hospital General de Acapulco, Guerrero, los partos se redujeron un 50%. Además, la mayoría del personal de maternidad dio positivo a coronavirus. Pero ellos no fueron los únicos, madres que fueron al hospital también comenzaron enfermarse por la COVID-19.

Las parteras se han convertido en una fuerte alternativa ante los riesgos en hospitales por la pandemia. (Imagen: Fuden Cooperación Enfermera/Flickr)

Ante este escenario, muchas mujeres han optado por hacer cuarentena en sus comunidades y contratar servicios de parteras. Esto ha incentivado que autoridades mexicanas traten de auxiliar a las pacientes en áreas donde hay altos niveles de mortalidad materna e infantil.

“Si las mujeres tienen demasiado miedo para venir a nuestros hospitales, deberíamos ir y encontrarlas donde estén”, señaló el doctor Rodolfo Orozco, director de salud reproductiva de Guerrero, al NYT.

Sin embargo, la situación en la Ciudad de México ilustra los riesgos y frustraciones de las mujeres que van a dar a luz, señala el periódico.

La situación de los partos en la Ciudad de México

La Ciudad de México ha batallado con contener la epidemia y, entre sus medidas, ha designado nosocomios como centros de tratamiento por la pandemia. Esto ha quitado de la mesa opciones para atención a mujeres embarazadas. De esta manera, clínicas como Cimigen vio cómo se duplicaron los partos y cuadruplicaron las consultas en sus instalaciones.

Otras mujeres buscaron alternativas como la contratación de especialistas para tener a su bebé en casa. Sin embargo, no dejan de enfrentarse a riesgos y complicaciones.

De cara a una segunda ola en la capital que ha dejado rápidamente a muchos hospitales sin espacio, las opciones para dar a luz siguen sin consolidarse, señala el NYT.

Ante la situación, organizaciones y funcionarios a favor de mejores condiciones para la salud materna consideran que el modelo actual en México debe de cambiar.

“El modelo que tenemos en México es un modelo obsoleto”, dijo David Melendez, director técnico del Comité Promotor por una Maternidad Segura en México, al NYT.

El doctor asegura que con este modelo pierden las mujeres, pierde el país, pierde el sistema de salud y pierde el personal médico. Agrega que es el peor momento para operar con una pandemia global como la del coronavirus.

Publicidad