AMLO propone reducir burocracia con delegados únicos, y esta es su lista

El programa de Austeridad República del virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador, plantea reducir costos y presupuestos burocráticos, y una de las estrategias para esto son los Delegados Únicos.

Esto significa que, a partir de esta figura, solo existirá un solo delegado federal en cada entidad de la República, a diferencia del sistema anterior, donde había hasta 20, uno por cada institución que tenía presencia en la entidad.

Con los delegados únicos plantea, además de reducir costos en delegados, también disminuirían los procesos burocráticos para cada dependencia, eliminando nodos de comunicación entre dependencias, delegados, secretarías y el ejecutivo.

La mayoría de estos son personas cercana a AMLO, además de ser parte de los candidatos que perdieron sus respectivas elecciones (que sinceramente fueron pocos). La lista completa es la siguiente (en orden alfabético):

Aguascalientes: Aldo Ruiz; Baja California: Jaime Bonilla; Baja California Sur: Víctor Castro; Campeche: Katia Meade; Chiapas: José Antonio Aguilar Castillejos; Chihuahua: Juan Carlos Loera; Ciudad de México: Cristina Cruz; Coahuila: Reyes Flores; Colima: Indira Vizcaíno; Durango: Enrique Novelo; Guanajuato: Mauricio Hernández; Guerrero: Amilcar Sandoval; Hidalgo: Abraham Mendoza; Jalisco: Carlos Lomelí; Estado de México: Delfina Gómez; Michoacán: Roberto Pantoja y Morelos: Rabindranath Salazar; Nayarit: Miguel Ángel Navarro; Nuevo León: Blanca Judith Díaz Delgado; Oaxaca: Nancy Ortíz; Puebla: Rodrigo Abdalá; Querétaro: Gilberto Herrera Ruiz; Quintana Roo: Arturo Abreu; San Luis Potosí: Gabino Morales; Sinaloa: Jaime Montes Salas; Sonora: Jorge Taddei; Tabasco: Carlos Merino; Tamaulipas: José Ramón Gómez Leal; Tlaxcala: Lorena Cuéllar; Veracruz: Manuel Huerta; Yucatán: Joaquín Díaz Mena; y Zacatecas: Verónica Díaz.

Algunos de estos próximos delegados son funcionarios ya electos y tendrán que pedir licencia para ocupar un cargo diferente al que ganaron a través del voto, y sus suplentes ocuparan el cargo en sustitución.

Esta medida, aunque interesante, también la atraviesan varias dudas. Por un lado, parece que es una carga bastante pesada para un solo delegado y que, por alguna razón, cada dependencia contaba con uno.

Sin embargo, el hecho de reducir nodos burocráticos puede demostrar si la ineficacia de algunos servicios y dependencias se debía al exceso de delegados y al proceso burocrático, no a la forma de administración real.

Por otro lado, también la eliminación de el presupuesto que supone una reducción de gasto importante a nivel administrativo, pero no significante a nivel federal.

Con información de El Financiero

Por: Redacción PA.