México, primer lugar en corrupción de toda America Latina y el Caribe

De toda America Latina los mexicanos son quienes más sobornan, así lo indicó un informe de Transparencia Internacional: México tiene el índice de percepción de corrupción más alto.

El informe titulado “Las personas y la corrupción: América Latina y el Caribe“, señala que el 51 % de los mexicanos entrevistados afirmaron haber pagado algún soborno, o haber entregado alguna especie ‘mordida’ a funcionarios para acceder a un servicio o agilizar un trámite y obtener documentos. (Vía: Reforma)

“El soborno representa un modo de enriquecerse para unos pocos y un gran obstáculo para acceder a servicios públicos clave”, declaró José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional.

 

El estudio se realizó a partir de 22,000 entrevistas a personas de 20 países de la región y reveló que uno de cada tres latinoamericanos pagó sobornos en los últimos doce meses en servicios públicos. (Vía: EFE)

Otro detalle que destaca el estudio es que la percepción de estas prácticas va en aumento, pues aún no existen los mecanismos para combatir la corrupción y además, quienes denuncian esta falta, sufren represalias.

A nivel regional, el 47% del total de los encuestados perciben a “todos o casi todos” como corruptos a integrantes de la policía y a los representantes electos. El 45% percibe actos de corrupción en el gobierno local; un primer ministro es corrupto según el 43% de las personas encuestadas; jueces y magistrados también son corruptos según un 40% de los encuestados; empleados públicos (43%); empresario (36%); y también los líderes religiosos son percibidos como corruptos por un 25% de los encuestados. (Vía: Sin Embargo)

Después de nuestro país se encuentran República Dominicana con el 46 % de encuestados, Perú con el 39%, Venezuela con el 38% y Panamá con el 38%.

Según el estudio, los servicios públicos donde ocurren más actos de corrupción entre funcionarios y ciudadanos son los relacionados con la educación, atención de la salud y la documentación personal.

Hace poco una investigación de Animal Político exhibió el desvío de recursos en donde secretarías de nuestro país relacionadas con estos tres sectores (salud y educación), están involucradas en presunto desvío de recursos.

Por mínimo que sea el soborno cada que participamos de este acto de corrupción cooperamos con una práctica que, en el mejor de los casos, no pasará de una cruda moral; pero que no está lejos de quienes tienen la capacidad de poner en riesgo la vida de las personas por ahorrarse tiempo o ganar unos pesos extra, nos referimos a quienes, con la mano en las cintura, dieron permisos de seguridad a dueños de inmuebles que colapsaron en el pasado sismo del 19 de septiembre.

¿De qué manera dejamos esta práctica no sólo para no aparecer como un primer lugar si no para dejar de enriquecer a unos cuantos y ser parte de una cadena de sobornos que pueden terminar poner el riesgo la vida de muchos?