¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Asesinan a quinta periodista en 2018: Alicia Díaz, de El Financiero y Reforma

Alicia Díaz González, periodista de El Financiero y Reforma, fue asesinada. Según el periódico El Norte, su hijo de 20 años la encontró sin vida en su domicilio en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, con golpes contundentes en la nuca.

El País apunta que Eduardo Andrés, de 20 años, se despertó y cuando bajó de la planta alta la encontró tendida boca abajo y rodeada de un charco de sangre. El joven informó que no escuchó nada y no se percató de los hechos hasta que la encontró.

De acuerdo a la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, Díaz González también tenía heridas punzocortantes, señala Aristegui Noticias.  Además, el robo quedó descartado, pues no desapareció ningún objeto del domicilio de la periodista.

El Norte informa que una fuente de la Policía local les señaló que la mujer de 52 años tenía años de haberse divorciado y que testimonios recabados apuntaron que su ex marido continuamente la amenazaba.

La muerte de Alicia Díaz González es el quinto asesinato de un periodista en México este año y el número 44 en lo que va del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, el más sangriento para los informadores del país, de acuerdo a El País.

Apenas el 15 de mayo, el mismo día que asesinaron a Javier Valdez hace un año, fue ejecutado el conductor de Notinueve Tabasco, Juan Carlos Huerta.

De acuerdo al diario, Huerta fue interceptado por un grupo de sicarios que le bloqueó el paso mientras él apenas salía de su casa en Villahermosa, Tabasco. Las autoridades aseguran que identificaron al menos a uno de los vehículos en los que viajaban los asesinos.

Este mismo 24 de mayo, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el asesinato de Huerta en la capital tabasqueña. En su comunicado, instan al Estado mexicano a investigar la muerte con “debida diligencia y esclarecer su posible relación con la actividad periodística.

“La Relatoría Especial ha observado en su visita reciente al país que México enfrenta una profunda crisis de seguridad que afecta gravemente los derechos humanos y, particularmente, la seguridad de los periodistas”, declaró la CIDH.

Artículo 19 señaló a El País que en México las agresiones contra periodistas no siempre vienen del crimen organizado. El 48% de estas provienen directamente de funcionarios públicos. La directora de la organización, Ana Cristina Ruelas, declaró que la mayoría de estos delitos permanecen impunes porque las autoridades cierran el caso tras detener al autor material. No llegan al fondo del asunto.