Cuidado con lo que tomas: 45% de alcohol en México está adulterado

De las 18 millones de cajas con botellas alcohólicas, se estima que 8 millones contengan alcohol adulterado
El consumo de alcohol adulterado puede causar daños en el cerebro, el hígado, ceguera y hasta la muerte

Durante las fiestas patrias, el consumo de alcohol aumenta cerca de 15%. Es también debido a este aumento que los consumidores son más susceptibles a ingerir alcohol adulterado. Según la Alianza Nacional de Pequeños Consumidores (ANPEC), el 45% del alcohol que se comercia a nivel nacional es de contrabando y, posiblemente, adulterado.

Aunque las bebidas alcohólicas adulteradas son entre 40 y 20% más baratas, su comercialización asciende a más de 27 mil millones de pesos. Lo que a su vez genera una pérdida anual de más de 8 mil 542 millones de pesos. Esto se debe a que el SAT pierde el 50% del IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios) y el 16% del IVA (Impuesto al Valor Agregado).

Se vuelve alarmante que de las más de 18 millones de cajas de bebidas alcohólicas que se comercian en el país, el 45% sean adulteradas. Esto quiere decir que, al año, los mexicanos consumen cerca de 8 millones de cajas de bebidas alcohólicas adulteradas; lo que podría estar causando estragos médicos a nivel nacional. (Vía: Milenio)

Según ANPEC, hay tres formas de realizar alcohol adulterado. En la primera simplemente se cambia por un contenido de baja calidad. En la segunda, el líquido se diluye con agua. Y en la tercera, que es la más peligrosa, se agrega metanol. El consumo del último puede causar desde un fuerte dolor de cabeza, hasta daño en el cerebro, hígado, ceguera y hasta la muerte. Los efectos se empiezan a desarrollar entre 30 minutos y 72 horas después del consumo. (Vía: FISAC)

¿Cómo reconocer una botella de alcohol adulterado?

Aunque los establecimientos sin licencia son más susceptibles a vender alcohol adulterado, en general, ninguno parece estar exento de esta práctica. Por lo tanto, te compartimos algunas formas de reconocer una botella de alcohol adulterado.

Según la Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) cualquier botella debe de contar con un marbete (o sello) que funciona como medida de seguridad. Éste se coloca tanto en alcoholes nacionales como importados.

El marbete contiene un código de 12 caracteres, los primeros dos refieren al origen (Ii) si es importado y (Nn) si es nacional. Los otros diez corresponden al número de identificación. Igualmente, cuenta con un código QR que, al analizarlo, debería abrir la página electrónica del SAT e informar sobre el debido registro del producto. A su vez, el código debe de estar impreso en papel de seguridad con relieve al tacto y dividirse en tres cuadros. (Vía: Publimetro)

También se debe revisar que la tapa de la botella no gire o escurra y que el nivel del líquido sea igual al de otras botellas. Esta precisión no la da el llenado manual que corresponde a las bebidas con alcohol adulterado.

Otras recomendaciones incluyen pedir que la botella se abra en tu presencia (para poder comprobar el sello de seguridad), nunca dejar desatendida tu bebida y no confiar en las ofertas excesivas. Si el precio es demasiado bueno para ser verdad, tal vez, el alcohol también lo sea.