Acusan a Miguel Ángel Mancera de ser fascista

El pasado 13 de julio, dos jóvenes criticaron fuertemente a la administración de Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno del Distrito Federal. Uno de ellos, Ángel Ruiz afirma que le retiraron su tarjeta de transporte gratuito y que despidieron a su asesora del Instituto de la Juventud (INJUVE) de la Ciudad de México por no haber evitado que subieran al podio y no haberlos callado antes.

Durante la entrega de apoyos del programa Jóvenes en Desarrollo del INJUVE, Emiliano Morales, beneficiario del programa, calificó de fascista al jefe de gobierno por no garantizar el libre derecho de manifestación de los profesores de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) y, en lugar de eso, bloquea las calles de la Ciudad de México con barricadas de policías y granaderos.

“Yo estoy triste porque somos muchos los jóvenes que estamos enojados con el gobierno, con las prácticas corruptas del gobierno federal y local. Estamos saliendo a las calles a protestar, tomando las avenidas junto con los maestros, apoyándolo. Y yo pregunto: ¿Por qué nos ponen a policías, por qué nos ponen a cuerpos de granaderos para no permitirnos el paso al Zócalo? ¡Señor Mancera, eso no es una democracia. Eso es fascismo. Eso es un estado de sitio!

Andrés Ruiz, por su parte,  reclamó el modo en que se manejan los programas de apoyo y el modo en que se gastan los recursos destinados al programa Jóvenes en Desarrollo. Señaló que, debido a la mala logística, la mayor parte del apoyo se gasta en cumplir en las actividades del programa, por lo que no cumple con su objetivo.

A través de un comunicado difundido en redes sociales, el colectivo COLETRA (El Color de la Letra), en el que participa Andrés Ruiz, denunció que Guillermo Galindo, Director de Vinculación y Enlaces Estratégicos del programa INJUVE, les retiró la tarjeta de apoyo y despidió a las tutoras de ambos jóvenes. Además, agregaron que Andrés Ruiz teme mayores represalias.

“Mancera tiene en su poder la credencial con sus datos, y dado el clima que vivimos actualmente en la ciudad, no es exagerada nuestra precaución”

 

https://youtu.be/5sflF7yJvug

No es el primer caso en el que acusan al INJUVE de censura. Desde enero de 2013, cuando inició la gestión Guillermo Galindo, varios tutores y colaboradores del instituto se han quejado porque fueron despedidos de manera poco transparente.

María Fernanda Olvera, directora del Instituto de la Juventud negó que se le haya retirado los apoyos del programa. La directora asegura que ni el instituto o ni Mancera le han retirado la tarjeta; reconoció que, en caso de haberlo hecho, habría violado sus derechos como beneficiario del programa. Incluso, aseguró que el personal del instituto fue a buscar a Andrés Ruiz hasta su casa para entregar un documento en el que le pedían que recogiera la credencial, pues no “había sido recogida por Mancera”, sino la “había olvidado en el podio”.

Sin embargo, niega la legitimidad de esta protesta. Para la directora del INJUVE, no es un acto de libertad de expresión. Sin mencionar nombres, sostiene que se trata “estrategia política para golpear al instituto”.

 

Ante tantos temas urgentes en la agenda política, pareciera que esta guerra de declaraciones, que más bien parecen chismes de pasillo, no tendría mayor importancia. Sin embargo, hay que prestar un poco de atención a la reunión que tienen los afectados con la directora del INJUVE, pues no es la primera vez que acusan a las autoridades de la Ciudad de México de condicionar los programas sociales a cambio de apoyo electoral. Lo cierto es, que cada vez que surgen críticas al gobierno de Mancera, nunca son tomadas de la mejor manera.