¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Le dan 21 años de prisión a feminicida de su pareja en Puebla

El 27 de mayo de 2014, las autoridades locales encontraron el cuerpo de Claudia en el Río Atoyac y la calle Margarita, en la colonia Santa Cruz La Ixtla, de la ciudad de Puebla. A cuatro años del hallazgo, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que se obtuvo una sentencia condenatoria de 21 años y 8 meses contra su entonces novio, Bernabé Flores, por el feminicidio de la joven.

Según la Fiscalía poblana, Flores fue hallado penalmente responsable y lo que ocurrió en el asesinato –primero contemplado como homicidio– fue que el agresor golpeó a la mujer y la dejó inconsciente. Sin embargo, al pensar que la había matado, la arrojó a un desagüe del Río Atoyac.

Milenio informa que la Fiscalía determinó que la causa de muerte de Claudia fue por asfixia mecánica por sumersión, es decir, se ahogó.

De acuerdo al recuento de los hechos que ofrece E-Consulta a través de una publicación en junio de ese año, Flores viajaba con Claudia a bordo de una unidad de transporte público de la ruta Mayorazgo, de la cual él era el conductor. Flores llevaba a Claudia a su hogar en la colonia Clavijero cuando comenzaron a discutir por asuntos personales. Fue en ese momento cuando la golpeó en diferentes partes del cuerpo.

Al verla inconsciente, pensando que estaba muerta, el feminicida la llevó a una presa en la Calle Casuarina, en la colonia La Carmelita, San Andrés Cholula, donde la abandonó, según el medio.

Para junio del 2014, la Fiscalía de Puebla –entonces Procuraduría– detuvo a Flores y lo acusó en un inicio por el delito de homicidio.

Bernabé ahora, además de enfrentar una sentencia por más de 21 años por feminicidio, un juez penal determinó que tendrá que exhibir el equivalente a mil 200 días de salario mínimo como indemnización y se le impuso una sanción de mil días de salario mínimo como retribución para los herederos de la víctima, informó Milenio.

Luego que el juez le dictara sentencia, la presunción de inocencia de Bernabé Flores, quien tenía 33 años cuando fue detenido en 2014, queda descartada, por lo que su fotografía y nombre fueron publicitados por las autoridades.