¿Cuál es el método que usa Alemania para detectar el COVID-19 en aguas residuales?

Han encontrado material genético de COVID-19 en plantas de tratamiento de aguas residuales
(Imagen: Wikicommons)

Desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, los científicos han estado trabajando en métodos para detectar el SARS-CoV-2 en las aguas residuales y así monitorear el grado de transmisión de COVID-19 entre la población. En Alemania, encontraron el método que lo permite. ¿En qué consiste?

También te recomendamos: Coronavirus: ¿A qué se debe la baja mortalidad en Alemania?

La idea es simple: dado que las personas infectadas esparcen el coronavirus que causa COVID-19 en las heces, las muestras de aguas residuales podrían dar una indicación del número de infecciones entre todos los residentes conectados a una planta de tratamiento de este tipo de aguas. Estos análisis podrían funcionar como un sistema de alerta temprana para las autoridades, permitiendo la detección temprana de aumentos de casos locales dentro del área de captación de una planta de tratamiento.

Científicos de la Universidad Técnica de Aquisgrán, Alemania, han demostrado ahora por primera vez que el material genético del COVID-19 se puede detectar en plantas de tratamiento utilizando métodos moleculares modernos. Los análisis revelaron de 3 a 20 genes equivalentes por mililitro de aguas residuales en las nueve plantas de tratamiento probadas durante la primera ola pandémica en abril de 2020. Este nivel de concentración también se midió en estudios en los Países Bajos y los Estados Unidos.

Planta de aguas residuales en Alemania

El método que usaron fue específicamente desarrollado para rastrear el material genético del COVID-19 en aguas residuales, se ha confirmado mediante secuenciación de genes.

El método ahora se puede emplear para lo que se llama epidemiología basada en aguas residuales: la carga viral medida de una planta de tratamiento permite sacar conclusiones sobre el número de individuos infectados por COVID-19 en el área de captación. En la planta de tratamiento más grande, se estimaron mil 037 casos agudos en el área de captación para una carga viral de 6 billones de equivalencias de genes por día. En plantas de tratamiento más pequeñas con cargas virales inferiores en dos órdenes de magnitud, se estimaron 36 casos.

Los autores del estudio están trabajando en poner a disposición sus conocimientos para una próxima aplicación del método, con el objetivo de lograr una estrecha cooperación entre los ministerios de salud, ministerios de medio ambiente, operadores de plantas de tratamiento y asociaciones profesionales de Alemania y el mundo.

Con información de Europa Press