Turquía se niega a “ser el basurero de Europa”

Alemania, Italia y Reino Unidos exportan toneladas de basura a Turquía
Turquía se niega a "ser el basurero de Europa" (Imagen: Pixabay)

Turquía se ha negado a ser el basurero de Europa, tras reconocer que atraviesa una crisis ecológica con consecuencias peligrosas para su población. Alemania, Italia, Reino Unido y Estados Unidos exportan toneladas de basura hacia su territorio.

También te recomendamos: Descubren basurero enorme al fondo del Mediterráneo

En el 2018 China prohibió las exportaciones de basura hacia su territorio, para evitar una posible crisis ecológica. Realizaron labores de investigación en los que se mostraban los efectos negativos de grandes masas de basura a nivel ecológico y en la salud de su población. Uno de los resultados de esta investigación arrojó que la exposición prolongada a ambientes contaminados es el desarrollo de asma en los menores de edad.

No podemos permitir que nuestro país sea el basurero de los países europeos. Sabemos que las naciones europeas no nos enviarían sus desechos reciclables. Tienen su propia industria, sus propias compañías para hacer uso de eso. Envían a Turquía los desechos inútiles: residuos que representan una amenaza para la salud pública. (Vía: RT)

Turquía se niega a “ser el basurero de Europa” (Imagen: Pixabay)

Desde ese momento Turquía comenzó a recibir más desperdicios provenientes de Alemania, Italia, Reino Unido y Estados Unidos. Esta situación lo colocó a Turquía entre los diez mayores receptores de basura. Aparentemente, esta situación ya ha comenzado a cobrar daños a nivel ecológico y social. Especialistas han explicado que el desplazamiento de basura y desperdicios consiste en una violación a los derechos humanos y una forma de invasión. el jefe de la Asociación de Recolectores de Basura en las Calles, Recep Karaman puntualizó:

“La Lógica de los países europeos es la siguiente: Mantengamos nuestro propio medioambiente limpio y saludable; no nos importan los otros países “. “La mayor violación de derechos humanos”, ya que amenaza la salud y la vida de la población. (Vía: RT)

La contaminación podría funcionar como un efecto en cadena, pues el exceso de plásticos en Turquía afecta, en mayor o menor medida, al Mediterráneo. Por ejemplo, Anatolia produce cerca de 18.9 por ciento del total de la basura en el mar.

El flujo diario del plástico al sedimento de la playa (…) es de alrededor de 31 kilogramos (por kilómetro de costa). Este es el nivel más alto de flujo de plástico en el Mediterráneo“. (Vía: RT)

Ante esta situación, se necesitan políticas públicas para controlar administrativamente la importación y exportación de residuos plásticos a nivel mundial para evitar tanto problemas ecológicos como crisis de salud.

Con información de: RT