¿Qué son las “bombas de calor” que están destruyendo el hielo del marino del Ártico?

El agua cálida del Pacífico está acelerando el derretimiento del Ártico
(Imagen: YouTube / Scripps Oceanography)

El océano Ártico es una de las principales fuentes para la estabilidad climática global. Pero, el mar en el extremo norte del planeta Tierra ha estado sufriendo cada vez más con el derretimiento del hielo marino. Ahora, finalmente, los científicos han descubierto uno de los principales responsables del problema: las “bombas de calor”.

Estas llamadas bombas de calor fueron descubiertas en un estudio de la institución de oceanografía de la Universidad de California en San Diego. Estas bombas se forman por el ingreso del agua desde el océano Pacífico, a través del Estrecho de Bering. La investigación fue publicada en la revista Nature.

Los investigadores observaron que el derretimiento del hielo en el Ártico ocurre a una velocidad mayor que la predicha en los modelos. A través del Programa de Dinámica Estratificada del Ártico (Soda por sus siglas en inglés) de la Oficina de Investigación Naval, utilizaron una combinación de instrumentos, observaciones satelitales y datos para comprender las complicaciones.

El agua caliente del océano Pacífico está causando el derretimiento del hielo Ártico (Imagen: YouTube / Scripps Oceanography)

En la investigación, los científicos demostraron que las bombas de calor aceleran el derretimiento debajo del hielo. Para comprender esto, primero es necesario comprender que el océano Ártico tiene una característica ligeramente diferente: las densas capas de aguas marinas están controladas más por la salinidad que por la temperatura.

Por lo tanto, los ríos y el hielo derretido forman una capa de agua fresca y fría en la superficie del océano. La mayoría de los océanos, sin embargo, tienen agua caliente cerca de la superficie, mientras que los más densos y fríos están en el fondo.

El problema en el mar en el extremo norte viene con el agua caliente. El volumen cálido, salado y denso del Pacífico entra hundiéndose bajo la superficie del Ártico. La mezcla generada atrae nutrientes a la superficie y estimula el crecimiento de fitoplancton.

Las bolsas de agua muy caliente se forman debajo de la superficie, durante meses o incluso años, y circulan en remolinos, rotando mientras interactúan con las aguas circundantes. A estos remolinos se les denominan bombas de calor. Rodean el Ártico y aceleran el derretimiento del hielo de ese océano, desde abajo y, lentamente, esparcen el calor hacia arriba.

Además de mostrar que las bombas de calor son uno de los mecanismos que están cambiando el océano Ártico más rápido que en cualquier otro lugar del planeta, los resultados del estudio añaden evidencia de que el hielo local puede desaparecer en grandes cantidades.

Los autores de la investigación creen que sus hallazgos pueden auxiliar para desarrollar mejores sistemas de predicción climáticos con respecto al calentamiento global y derretimiento de los glaciares.

***

Sigue la discusión masiva en nuestro canal de YouTube.

Publicidad