Parque Nacional Revillagigedo en riesgo por la pesca ilegal

A pesar de que el archipiélago de Revillagigedo fue declarado parque nacional desde noviembre de 2017, sigue habiendo presencia de barcos pesqueros en la zona
(Imagen: Página oficial Gobierno de México)

Desde que el gobierno mexicano declaró a Revillagigedo como Parque Nacional el 27 de noviembre de 2017 y prohibió todo tipo de pesca en sus aguas, al menos 18 embarcaciones han realizado actividades sospechosas de pesca.

Esa actividad podría considerarse como pesca ilegal.

Esta información forma para de la investigación realizada por Animal Político. La cual obtuvo después de analizar los reportes de barcos que ingresaron a Revillagigedo, obtenidos mediante solicitudes de acceso a la información pública, así como de los datos del SISMEP, que la organización Oceana-México obtuvo desde 2018 a través del mismo medio. Este medio, también consultó la plataforma Global Fishing Watch, que permite visualizar los trayectos de barcos pesqueros que cuentan con el Sistema de Identificación Automática (AIS, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con esta investigación, los buques identificados disminuyeron su velocidad considerablemente cuando estaban dentro del parque, cambiaron su trayectoria dentro del área. Varios de ellos, incluso permanecieron en un solo lugar por varias horas.

La actividad pesquera dentro del Parque Nacional Revillagigedo no solo es un delito ambiental. También pone en riesgo y compromete a la población y futuro de especies marinas que allí habitan como los tiburones, vitales para mantener el equilibrio ecológico del océano.

Una de las características principales de los archipiélagos es que son espacios en los que la vida marina abunda. Se convierten en refugios naturales mientras más lejos estén de la costa. En nuestro país, el archipiélago de Revillagigedo está ubicado a 540 kilómetros de los Cabos, Baja California Sur y a 890 kilómetros del puerto de Manzanillo, Colima. Mientras que las aguas que rodean sus cuatro islas, San Benedicto, Socorro, Roca Partida y Clarión, marcan la frontera del país en el océano Pacífico.

Un archipiélago excepcional para la vida marina

El Parque Nacional Revillagigedo es un lugar clave para la reproducción y conservación de especies como la ballena jorobada. Así como tortugas marinas, tiburones martillo o el puntas plateadas. Además, es uno de los pocos sitios donde puede observarse a la manta gigante.

Debido a su importancia biológica, este archipiélago fue declarado Reserva de la Biósfera en 1994. La UNESCO lo inscribió en la lista de Patrimonio Mundial Natural en 2016. Pese a esto, sigue habiendo presencia de busques pesqueros en sus aguas.

Según la investigación de Animal Político, en 2016, se registró la entrada de 60 barcos. Mientras que en 2017, la cifra se elevó a 123. Esto de acuerdo con el análisis de datos del Sistema Satelital de Monitoreo de Embarcaciones Pesqueras (VMS, por sus siglas en inglés). Dicho análisis fue realizado por el doctor en ecología marina Fabio Favoretto, profesor de la Universidad Autónoma de Baja California Sur.

Reserva natural bajo el acecho de la pesca ilegal

Por su parte, Octavio Aburto, investigador del Instituto de Oceanografía Scrippsde la Universidad de California, Estados Unidos, y uno de los científicos que impulsaron la creación del Parque Nacional Revillagigedo, recuerda el por qué de esta iniciativa.

“Cada vez se veían más barcos atuneros pescando alrededor de las islas, dentro del área núcleo de la Reserva. También era común mirar barcos de pesca deportiva sacando muchos animales”, señaló.

Por ello, la necesidad de que Revillagigedo fuera un espacio libre de pesca y garantizar su conservación como un lugar excepcional para la vida marina. La cual llevó a que el 27 de noviembre de 2017 fuera declarado un parque nacional y se elevara su categoría de protección.

Y aunque la presencia de barcos pesqueros disminuyó considerablemente, esto no significó la erradicación de la pesca en esta zona. Los datos muestran que enero, marzo, abril y agosto, son los meses en los que más se registran actividades sospechosas de pesca en el Parque Nacional de Revillagigedo.

Con base en la información obtenida por Animal Político, de los 17 barcos pesqueros identificados, 12 se dedican a la pesca de tiburón. Tres son barcos atuneros y dos se dedican a la pesca de calamar gigante y pez espada. El total de la embarcaciones son de bandera mexicana.

Finalmente, se identificó que una de las embarcaciones realizó pesca deportiva dentro del archipiélago. La flota es de San Diego, California.

Con información de Animal Político.