Los osos polares podrían extinguirse para 2100

A menos que hagamos algo con respecto al cambio climático
(Imagen: Pixabay)

Los osos polares podrían tener fecha de extinción. El cambio climático y el calentamiento global podría significar la extinción de los osos polares para 2100, advirtió un nuevo estudio.

También te recomendamos: A causa del deshielo, en el ártico hay osos polares caníbales

La desaparición gradual de su hábitat debido a la disminución del hielo marino está acortando el tiempo que los osos tienen para cazar focas, dijeron científicos en un informe publicado en Nature Climate Change.

“Los osos se enfrentan a un período de ayuno cada vez más largo antes de que el hielo se vuelva a congelar y pueden regresar para alimentarse”, dijo Steven Amstrup, científico jefe de Polar Bears International que realizó el estudio. (Vía: AFP)

(Imagen: Pixabay)

Los carnívoros, que viven en las regiones árticas donde las temperaturas pueden bajar hasta -40 ° C en invierno, pueden ayunar durante meses, especialmente durante el verano cuando el hielo se derrite todos los años.

Pero con el calentamiento global, el período de tiempo sin hielo dura más y más. Incapaces de encontrar una fuente de alimento alternativa a las focas, cada vez más osos polares  hambrientos se aventuran más lejos de sus territorios habituales, más cerca de las zonas habitadas.

Según las tendencias actuales, los osos polares en 12 de las 13 subpoblaciones analizadas habrán sido diezmados por el ritmo galopante de cambio en el Ártico, que se está calentando dos veces más rápido que el planeta en su conjunto, según el estudio. (Vía: AFP)

No había suficientes datos para que otros seis juzgaran sus destinos.

“Al estimar cuán delgados y gordos pueden ser los osos polares, y modelar su uso de energía, pudimos calcular el número umbral de días que los osos polares pueden ayunar antes de que las tasas de supervivencia de cachorros y adultos comiencen a disminuir”, dijo el autor principal Peter Molnar , profesor de la Universidad de Toronto. (Vía: AFP)

Según el estudio, las hembras son las más afectadas por el fenómeno cuando entran en sus guaridas en otoño listas para dar a luz a mediados de invierno y emerger en la primavera con sus cachorros.

(Imagen: Pixabay)

“Luego deben atrapar suficientes focas para almacenar suficiente grasa y producir suficiente leche para alimentar a sus cachorros durante todo el verano”, dijo Amstrup. (Vía: AFP)

Para 2100, los nuevos nacimientos “se verán gravemente comprometidos o imposibles en todas partes, excepto quizás en la subpoblación de la Isla Reina Isabel, en el Archipiélago Ártico de Canadá”, agregó.

El escenario en el estudio predice que la temperatura promedio de la superficie de la tierra se elevará 3.3 ° C por encima del punto de referencia preindustrial: 1 ° C de calentamiento, que hasta ahora ha causado olas de calor y sequías, entre otros eventos naturales.

Los científicos pintan una imagen sombría si continuamos por el mismo camino e incluso si pudiéramos limitar el calentamiento global a 2.4 ° C, que es 0.5 ° C por encima de los objetivos descritos en el Acuerdo de París. Sólo así podríamos ayudar a los osos polares.

“La única forma de salvarlos es proteger su hábitat deteniendo el calentamiento global”, dijo Amstrup. “Si de alguna manera, por arte de magia, el hielo marino pudiera mantenerse incluso cuando las temperaturas aumentan, los osos polares podrían estar bien”. Y añadió. “El problema es que su hábitat se está derritiendo literalmente”.  (Vía: AFP)

Con información de AFP