Científicos descubrieron una alta concentración de microplásticos en el mar

Se desconocen los daños derivados del consumo de microplásticos en humanos
Científicos descubrieron una alta concentración de microplásticos en el mar (Imagen: Pixabay)

Científicos descubrieron una alta concentración de microplásticos en el fondo del mar. Investigadores creen que 99 por ciento del plástico se ha depositado en el fondo del mar creando sedimentos.

También te recomendamos:El efecto inesperado del coronavirus en el medio ambiente

La contaminación de los mares no sólo consiste en la invasión de materiales plásticos y otros desechos, sino en el asentamiento de microplásticos que son devorados por especies marinas que, a su vez, son devoradas por nosotros. Recientemente, un grupo de científicos descubrió que existe una alta concentración de microplásticos en el fondo del mar. 

Asimismo, afirman que esa concentración se originó debido a las corrientes marítimas que pueden contener cerca de uno punto nueve millones de microplásticos por metro cuadrado. Por tanto, estas corrientes son capaces de crear grandes sedimentos, estos han sido nombrados como “puntos calientes de microplástico” que son equivalente a las grandes manchas de basura que flotan en el Mediterráneo.

No sólo se trata del plástico y basura que ya reside en los océanos, pues cada año se producen más de 10 millones de toneladas de desechos, el un por ciento permanece en la superficie, mientras que el 99 por ciento llega al fondo del mar y permanece allí, posiblemente, afectando a la flora y fauna marítima. Sin embargo, estos microplásticos no se distribuyen de la misma forma, esto depende de la profundidad y de la corriente marítima que los arrastre.

Descubrimos que los microplásticos no están distribuidos uniformemente en el área de estudio, sino que están distribuidos por poderosas corrientes del fondo marino que los concentran en ciertas áreas“. (Vía:RT)

La presencia de microplásticos en el mar provocan diversas consecuencias tanto para el ecosistema marítimo como para las especies que los habitan. Algunos peces comen microplásticos, posteriormente, pueden enfermar a causa de una obstrucción intestinal, comienzan a comer en menor cantidad y, consecuentemente, sus ciclos reproductivos también se ven afectados.

Otras especies mueren al intentar digerir estos microplásticos. En cuanto a los humanos, los estudios no son tan claros pero se asegura que consumimos cantidades inciertas de microplásticos cuyas consecuencias aún son inciertas. 

Con información de: RT