El calentamiento global causará huracanes más lentos y no es una buena noticia

Esto podría causar huracanes más devastadores
(Imagen: Pixabay)

Los científicos han descubierto que un aumento en el calentamiento global podría ralentizar significativamente los huracanes, lo que podría conducir a una mayor destrucción y devastación a su paso.

También te recomendamos: Se pronostican cuatro huracanes que podrían causar estragos en el 2020

Si bien la desaceleración puede sonar como algo positivo, los investigadores están hablando sobre el progreso de la velocidad de los huracanes, no sobre la velocidad del viento. Entonces, esta desaceleración significa más tiempo para dejar un rastro de destrucción con viento y lluvia cuando tocan tierra.

La advertencia se basa en datos meteorológicos recopilados desde 1950, así como en lecturas tomadas sobre tormentas más recientes de los últimos años y proyecciones futuras creadas por modelado por computadora.

(Imagen: Pixabay)

Aquí los científicos están estudiando el movimiento ‘traslacional’ o hacia adelante de los huracanes, en lugar del ojo de la velocidad del viento de la tormenta. Porque no importa cuán rápidas sean las velocidades del viento, la tormenta aún puede ser lenta.

Por ejemplo, en 2019, el huracán Dorian produjo ráfagas de 295 kilómetros por hora, pero avanzó a sólo unos pocos kilómetros por hora. Eso significó más tiempo para maltratar propiedades y personas, y deshacerse de más lluvia en un lugar más pequeño. Si los futuros huracanes continúan siguiendo el patrón del huracán Dorian, entonces es probable que sean igual de destructivos, o incluso más.

“Nuestras simulaciones sugieren que el calentamiento antropogénico futuro podría conducir a una desaceleración significativa del movimiento de huracanes, particularmente en algunas regiones pobladas de latitudes medias”, dice el climatólogo Gan Zhang, de la Universidad de Princeton.

Utilizando modelos climáticos detallados, Zhang y sus colegas ejecutaron seis patrones distintos, basados ​​en 15 conjuntos separados de condiciones iniciales, lo que les dio un total de 90 posibles escenarios futuros diferentes.

En todos esos 90 escenarios, se le dijo al modelo que esperara un aumento en los niveles de CO2 y el posterior calentamiento global de 4°C para fines de siglo.

(Imagen: Pixabay)

Las simulaciones mostraron que eso provocaría que las fuertes corrientes de viento de latitud media conocidas como vientos del oeste empujen más hacia los polos, dejando condiciones más tranquilas y menos impulso hacia adelante para los huracanes.

Los huracanes en Asia y América del Norte, a lo largo de las latitudes cercanas a Nueva York, serían los más afectados, sugieren los modelos. Sin embargo, la velocidad de los huracanes en los trópicos no se vería alterada por el aumento de las temperaturas.

El estudio no pudo encontrar un vínculo definitivo entre el cambio climático provocado por la actividad humana y la reciente desaceleración en los patrones de huracanes: por el momento, no hay suficientes datos para descartar variaciones aleatorias o alguna causa local, dicen los investigadores.

Pero es otro indicador claro de los problemas que se están planteando al dejar el cambio climático sin control. Ya estamos viendo un aumento en los eventos climáticos extremos, y hacer que permanezcan más tiempo significará más malas noticias por delante.

“Ofrecemos alguna evidencia de que podría haber una desaceleración del movimiento traslacional en respuesta a un calentamiento futuro del orden de 4°C”, dice Zhang. “Nuestros hallazgos están respaldados por la física, tal como lo capturan nuestros modelos climáticos, por lo que es una nueva perspectiva que ofrece más confianza que la que teníamos antes”. (Vía: Universidad de Princeton)

Mientras tanto, este 2020 se esperan por lo menos cuatro huracanes poderosos que provengan  del Atlántico durante la temporada de este año.

Con información  de Universidad de Princeton