En Hidalgo crearon un santuario para proteger a los pumas

Se trata de un corredor biológico en el municipio de Actopan
En Hidalgo crearon un santuario para proteger a los pumas (Imagen: Pixabay)

En el municipio de Actopan, Hidalgo, crearon un santuario para proteger a los pumas de la región. Este refugio será supervisado por la Secretaría de Protección al Medio Ambiente (SEMARNAT).

También te recomendamos: Un bebé vivía encerrado en una jaula con animales

Una familia de cuatro pumas, un macho, una hembra y dos cachorros serán instalados en un Corredor Biológico en el municipio de Actopan en Hidalgo. Esta zona ha sido declarada como un santuario protegido por parte de Héctor Cruz Olguín, presidente municipal. Los pumas han estado expuestos a ataques desde el 2017, cuando algunos ejemplares de ganado fueron atacados por los felinos, tiempo después y gracias a los videos de cámaras infrarrojas colocadas en el bosque, se comprobó la existencia de los pumas.

Autoridades de la SEMARNAT señalaron que sería conveniente resguardar a los pumas para evitar que la ciudadanía comenzara a cazarlos. Asimismo, comenzaron una campaña informativa acerca de los felinos, en ésta se establece que los pumas no atacan a las personas, también se puntualiza que su existencia es de suma importancia para preservar el ecosistema.

“Para evitar el enojo de la gente y de que le dieran caza, con ayuda de expertos en el tema se comenzó a hacer una campaña de concientización a la ciudadanía de que los pumas no atacan a las personas y de su importancia para la preservación del ecosistema la presencia de estos animales“. (Vía: La Jornada)

En 2018 se liberaron algunos ejemplares de venados cola blanca, pues estos son una especie endémica y también suelen ser el alimento de los pumas. Mediante estas acciones, las autoridades esperaron que el ambiente se poblara y los pumas dejaran de atacar al ganado.

Se espera que la ciudadanía respete a los felinos y les permitan reproducirse de manera tranquila. Pare ello, miembros de SEMARNAT estarán al pendiente de los pumas.

Con información de: La Jornada