¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Glaciares de México en riesgo por cambio climático

Así lo revelaron científicos de la UNAM
(Imagen: Pixabay)

Los glaciares de volcanes de México, como el Popocatépetl o el Pico de Orizaba, están en riesgo de desaparecer por culpa del cambio climático. Así lo reveló Hugo Delgado Granados, director del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM.

También te recomendamos: Video muestra el momento que se desprende un gigantesco glaciar en la Antártida

Debido a las temperaturas en México, los glaciares se han visto favorecidos, ya que la permanencia del hielo aparece a los 5 mil 200 metros de altura. Esto significa que en cualquier montaña a esa altitud que se encuentre con lluvia, puede haber un glaciar.

Al ser cuerpos de agua sólida, los glaciares aportan agua durante épocas de secas y alimentan a los mantos acuíferos cuando se derriten por el clima. Así que su desaparición tendría un impacto significativo, ya que se perdería todo ese líquido vital.

El glaciar del Popocatépetl se dio por extinto en 2001 por los científicos de México. Este suceso inició en inicio de la erupción de “Don Goyo” en 1994. Los proyectiles balísticos (los materiales calientes) que han caído sobre la nieve y los glaciares han causado el deshielo.

No obstante el cambio climático es responsable del deshielo de otros glaciares, como el del Pico de Orizaba o Citlaltépetl. La existencia de los cuerpos de huelo es de pronóstico reservado ya que, según Delgado Granados: “Se piensa que puede permanecer dos o tres décadas más.” (Vía: UNAM)

(Imagen: Pixabay)

“Si la temperatura ambiente global en el planeta disminuye, aquéllos crecen; pero si por el contrario aumenta, los hace desaparecer,” explicó el científico. Explicó que la Tierra ha tenido cuatro glaciaciones importantes, y añadió:

“Lo que no corresponde a la evolución natural es el aumento global de la temperatura de varios grados, lo que se conoce como calentamiento global, debido a las emisiones de gases de efecto invernadero causantes del incremento del ritmo natural con el que venía elevándose la temperatura ambiente del planeta.

“Hoy se sabe que el ritmo es demasiado rápido y los pronósticos no se cumplieron; es decir, el mundo se orienta más rápido hacia la extinción glacial de lo que se suponía.” (Vía: UNAM)

Los efectos, como decíamos previamente, los sentiremos todos. Cuando desaparezcan los glaciares de la Mujer Dormida, el Iztaccíhuatl, habrá un cambio en el clima. Al no haber hielo ni nieve, la rocas absorberán la radiación, lo que provocará un aumento en la temperatura.

La desaparición de los glaciares parecer ser impredecible, al menos en la opinión de Delgado Granados, por lo que Méxco debería comenzar a realizar tareas para cuidar el medio ambiente, realizando tareas para que “la población se adapte al cambio de ambiente y de paisaje”. (Vía: UNAM)

Con información de UNAM