En 2070, 3.5 millones de personas podrían vivir en un clima como el Sahara

La temperatura media podría aumentar dos a tres veces más
En 2070 3.5 millones de personas podrían vivir en un clima como el Sahara (Imagen: Pixabay)

Investigadores y científicos predicen que en 2070 tres punto cinco millones de personas podrían vivir en un clima similar al del Sahara,

También te recomendamos: Efectos del cambio climático que ya se pueden observar

Probablemente en el 2017 entre mil y tres punto cinco millones de personas podrían vivir en un clima árido, parecido al de Sahara. Desde hace seis mil años, las comunidades se centran en lugares cuyas temperaturas medias anuales se centren entre los 11 y los 15 grados centígrados.

En este sentido, las áreas más expuestas al calentamiento global suelen ser las zonas más pobres con poca capacidad de adaptación a los cambios climáticos. En consecuencia, una vez que dichos cambios se presenten, grandes olas migratorias podrían moverse hacia las regiones menos calurosas, por ejemplo, aquellas que oscilan entre los 11 y 15 grados. Por tanto, crisis migratorias y políticas podrían pender de un hilo. Hasta ahora hay cerca de 250 millones de personas viviendo fuera de sus países de origen

Sin embargo, en estas zonas también habrá impactos ecológicos derivados del calentamiento global y la sobrepoblación.

La mayoría de las áreas que ahora están cerca de la temperatura históricamente prevalente de aproximadamente 13 grados centígrados tendrán, en 50 años, una temperatura media anual de aproximadamente 20 grados centígrados, que actualmente se encuentra en regiones como el norte de áfrica, partes del sur de China y regiones mediterráneas”. (Vía: RT)

Lo investigadores también han puntualizado que la temperatura media que el hobre percibe podría aumentar de dos a tres veces, es decir, siete punto cinco grados centígrados. Aunque el escenario parece terrible, los científicos señalan que no es tan tarde para aminorar los efectos del cambio climático o mejorar la capacidad de adaptación social y ciudadana ante estos cambios.

En primera instancia, las empresas podrían pensar un modo  más amigable de relacionarse con el medio ambiente, equilibrando los desechos que produce mediante la creación de sus productos ya sea en transportación, creación, uso de materias primas; etc. En segunda instancia, los gobiernos deberían instaurar políticas púbicas que  protejan al medio ambiente.

Con información de: RT