Científicos encuentran microplásticos en hielo de la Antártida por primera vez

Contaminación microplástica registrada por primera vez en el hielo marino de la Antártida
(Imagen: Pixabay)

Por primera vez, se ha encontrado contaminación microscópica plástica en muestras de hielo marino de la Antártida, recolectadas hace más de una década, lo que sugiere que las concentraciones de microplásticos pueden ser más altas de lo que se creía.

También te recomendamos: Groenlandia y la Antártida se están derritiendo seis veces más rápido que en los 90s

Se descubrieron un total de 96 partículas microplásticas de 14 tipos diferentes de polímeros en una muestra de núcleo de hielo recolectada en la Estación Casey ubicada en la Antártida Oriental en 2009. A medida que el hielo se congela en la región, los científicos creen que pequeños pedazos de plástico pueden quedar atrapados en el hielo, que actúa como reservorio de contaminación hasta que es liberado nuevamente por el hielo derretido.

“La lejanía del océano Austral no ha sido suficiente para protegerlo de la contaminación plástica, que ahora está presente en todos los océanos del mundo”, dijo la autora principal del estudio, Anna Kelly, quien publicó sus hallazgos en el Marine Pollution Bulletin.

(Imagen: Pixabay)

Las partículas de plástico que miden menos de 5 milímetros se han vuelto comunes en hábitats marinos remotos, desde casi todos los rincones del mundo hasta los vientres de los organismos que ahí habitan. Desde que los investigadores comenzaron a rastrear microplásticos hace seis años, han encontrado contaminación plástica en las aguas superficiales antárticas y los sedimentos, así como en el hielo marino del Ártico. Aunque estas regiones son remotas, se ha encontrado que las concentraciones de microplásticos rivalizan con las que se encuentran en entornos más urbanos.

“Al formarse del agua de mar, alrededor del 80 por ciento del hielo marino antártico se derrite y reforma cada año, brindando oportunidades estacionales para que los microplásticos en la superficie del mar queden atrapados en el hielo”, dijo Kelly, que trabajó con un equipo de científicos del Instituto de Marina y Estudios Antárticos y la División Antártica Australiana.  (Vía:  Marine Pollution Bulletin)

Según el Centro de Ciencias Polar, se encontró un promedio de casi 12 partículas de microplástico en cada litro examinado de hielo marino costero rápido en la tierra, que es hielo marino “fijado” a la costa. Este número es ligeramente más bajo que lo previamente detectado, pero el tamaño total de cada uno fue mayor, lo que indica que la contaminación provino de fuentes locales ya que tenía “menos tiempo para descomponerse en fibras más pequeñas que si se transportaran largas distancias en las corrientes oceánicas “. (Vía:  Marine Pollution Bulletin)

(Imagen: Pixabay)

“Las fuentes locales podrían incluir ropa y equipos utilizados por turistas e investigadores, mientras que el hecho de que también  identificamos fibras de barniz y plásticos comúnmente utilizados en la industria pesquera sugiere una fuente marítima”, dijo Kelly. (Vía:  Marine Pollution Bulletin)

Podría ser que los turistas o investigadores científicos que visitan el continente contribuyan con la contaminación microplástica de sus fibras de ropa y otros equipos, especialmente teniendo en cuenta que la muestra de núcleo de hielo se recolectó cerca de una instalación de investigación que ve un flujo constante de visitantes.

Los microplásticos atrapados en el hielo en lugar de hundirse en el océano profundo permiten que los contaminantes “persistan por más tiempo cerca de la superficie”, lo que hace que sean más propensos a ser consumidos por pequeños organismos marinos que los confunden con comida. Además, los hallazgos sugieren que el hielo marino podría servir como reservorio de desechos microplásticos en el Océano Austral, lo que presenta posibles consecuencias biogeoquímicas. (Vía:  Marine Pollution Bulletin)

“Vale la pena señalar que la contaminación plástica del hielo marino antártico occidental puede ser incluso mayor que en nuestro núcleo de hielo del este, ya que la Península Antártica alberga la mayor parte del turismo, las estaciones de investigación y el tráfico marítimo del continente”, dijo Kelly. (Vía:  Marine Pollution Bulletin)

Los investigadores concluyen que los hallazgos presentan una “necesidad crucial de métodos estrictos” cuando se trata recuperar y medir partículas microplásticas en regiones polares.

Con información de Marine Pollution Bulletin