Robos violentos en carreteras mexicanas aumentan más del 50%

En 2017, México no sólo vivió su año más violento en las últimas dos décadas, sino que también este vio cómo entre enero y noviembre los asaltos en las carreteras aumentaron un 51.9%, respecto al mismo lapso del 2016.

De esto da cuenta el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), donde se detalla que en los 11 meses del año, se registraron 3 mil 795 robos con violencia –cuando se ejerce algún tipo de fuerza para su comisión–, mientras que en el 2016 se reportaron 2 mil 498 casos.

De todos estos incidentes, se abrieron 145 carpetas de investigación por robo en carreteras con violencia a autobuses. Esto representa un incremento del 5%. En el caso de asaltos contra vehículos particulares, el alza fue de 28%, pues de enero a noviembre se reportaron 308, contra 239 del mismo lapso de 2016.

El estado donde creció más este tipo de delito fue Hidalgo, según el SNSP. Este año se reportaron 92 casos, mientras que en el mismo periodo del 2016 se abrieron sólo tres investigaciones. Estas cifras representan un incremento del 2 mil 966 por ciento. A estas le siguen Aguascalientes, con el 260%, y Coahuila, con el 166%.

Las entidades donde más casos se documentaron fueron Puebla, con mil 315 incidentes; Tlaxcala, con mil 134, y Guerrero, con 337, de acuerdo a la información del Sistema.

Apenas en noviembre de este año, una mujer fue lesionada durante un intento de asalto en la carretera que sube desde Ixtenco, Tlaxcala, hacia la Malinche.

Elementos de seguridad del municipio relataron a Plumas Atómicas que ella y su acompañante subían alrededor de las 19:00 horas para reunirse con otro grupo en la montaña. Los pasajeros encontraron una piedra en el camino. Como les pareció sospechoso echaron reversa y en ese momento un hombre, con el rostro tapado y a caballo, salió del bosque con una pistola y abrió fuego contra el vehículo.

Ninguna bala alcanzó a los pasajeros del Toyota, pero los vidrios salpicaron y provocaron lesiones menores en la joven.

El periódico Reforma relata que recientemente un individuo recibió una pedrada contra su automóvil en Querétaro. Más tarde autoridades le explicarían que es un modo de operación para atracos.

Publicidad