Unión Europea prohibe pesticidas que dañan a abejas

El cambio climático y la acción humana han puesto en peligro a las abejas, una especie crucial para nuestra alimentación y para el equilibrio ecológico por su labor polinizadora. De ahí que la Unión Europea decidiera prohibir los pesticidas que dañan o matan a las abejas.

La prohibición se centrará en tres pesticidas neonicotinoides cuya venta quedará restringida para finales de este año. La decisión se tomó entre los 28 países miembros de la UE luego de quecampañas ambientalistas que presionaban por una prohibición ante la alarmante y muy bien documentada evidencia científica de que estos pestificadas, simplemente, matan a las abejas. (Vía: Sin Embargo)

 “Hay pruebas de laboratorios y estudios de campo que muestran que los neonicotinoides son dañinos para las abejas y una creciente lista de pruebas los vinculan con declives de mariposas, insectos acuáticos y pájaros que comen estos insectos. La decisión de la UE es lógica“, dijo Dave Goulson, profesor de biología en la Universidad de Sussex. (Vía: RT)

Como especie, las abejas son sumamente importantes para que el equilibrio ecológico se mantega firme, además también son grandes colaboradoras en los procesos no industrializados de la agricultura.

Su desaparición no solo causaría un enorme daño ecológico sino que podría afectar a nuestros campos, sobre todo a las zonas agricultoras del mundo menos desarrolladas. Hay estimaciones que indican que las abejas ponen el 10% del valor económico de la producción agrícola mundial. (Vía: La Vanguardia)

Para que se hagan una idea de cómo ha caído la población mundial de abejas, en 1988 había 5 millones de colmenas en Estados Unidos. Para el año 2015 quedaban solamente la mitad, 2,5 millones de colmenas.

Seguido se atribuye a Einstein una frase que dice que “sin abejas el ser humano desaparecería en 4 años”. La cita es exagerada y la atribución no ha sido comprobada, pero de que sin ella nos cargaría el payaso ambiental, eso sí. Si quieren, pueden atribuir a Plumas Atómicas la frase “que nos cargue el payaso ambiental”.