Un atentado en Alemania dejó 12 personas heridas

Estos hechos se producen en medio de un clima de tensión en Europa causado por la inmigración; recordemos que se han registrado varios ataques perpetrados por inmigrantes tan solo en este mes en Alemania.

Alemania volvió a ser el centro de un ataque este fin de semana; luego del tiroteo registrado en Munich ahora fue la ciudad de Ansbach la que vivió la angustia de un atentado este domingo por la noche. 

El responsable fue un imigrante sirio de 27 años que se hizo estallar al interior de un restaurante en la ciudad alemana.

De acuerdo con declaraciones del ministro de interior de la región, Joachim Herrman, el móvil del atacante fue encontrado en un video de su celular, en éste el joven juraba lealtad al líder del Estado Islámico (EI), Abubaker al Bagdadi.

La explosión se produjo alrededor de las diez de la noche, momento en que las calles de Ansbach estaban llenas de gente porque se celebraba un festival de música, el cual fue suspendido ante la amenaza de una nueva explosión.

Afortunadamente no se registraron víctimas mortales, a excepción del mismo atacante que llevaba los explosivos dentro de una mochila. El agresor tenía un permiso temporal para vivir en Alemania pero le habían negado la posibilidad de permanencia. Estaba a punto de ser deportado a Bulgaria.

Estos hechos se producen en medio de un clima de tensión en Europa causado por la inmigración; recordemos que se han registrado varios ataques perpetrados por inmigrantes tan solo en este mes en Alemania: el 18 de julio un refugiado afgano hirió con un hacha a los pasajeros de un tren, el 22 de julio un joven de ascendencia iraní mató a nueve personas en Munich, y el mismo día de ayer otro refugiado sirio mató con un machete a una mujer embarazada.

Son situaciones como esta las que son aprovechadas por determinadas fuerzas políticas para alimentar el miedo y la xenofobia de los occidentales.