Tsai Ing-wen: la primera mujer presidenta de Taiwán

Por primera vez en la historia de Taiwán, una mujer es presidenta. Tsai Ing-wen ganó las elecciones hace cuatro meses de forma aplastante y el 19 de abril tomó posesión.

Por primera vez en la historia de Taiwán, una mujer es presidenta. Tsai Ing-wen ganó las elecciones hace cuatro meses de forma aplastante y hoy tomó posesión.

Tsai Ing-wen tiene 59 años. Nació apenas siete años después de que las tropas de Mao Zedong tomaran Beijing. Vivió su niñez en una aldea en Pingtung, pero después se mudó a la capital, Taipei, donde pasó su juventud. Por esos años, se ganó una beca para estudiar en la Universidad Nacional de Taiwán. Luego hizo su maestría en la Universidad de Cornell, en Nueva York. Su doctorado lo estudió en la London School of Economics. Más que un perfil político claro, Tsai proviene del mundo de la academia. (Vía: The Guardian)

El día de su victoria en las urnas, declaró:

“Para mí, esto no se trata sólo de una victoria electoral. Los resultados me dicen que la gente quiere ver a un gobierno más deseoso de escuchar a la gente, un gobierno más transparente y que rinda cuentas, un gobierno más capaz de conducirnos más allá de nuestros retos actuales y que cuide de la gente que más lo necesita.” (Vía: The Guardian)

Hace cuatro años, la ahora presidenta perdió las elecciones presidenciales por un margen pequeño. Su victoria en 2016 puede explicarse, entre otras cosas, porque el candidato que la derrotó en 2012, Ma Ying-jeou, del partido opositor KMT, debilitó la economía taiwanesa de forma alarmante. Parte de las críticas hacia Ma tienen que ver también con su política pro-China.

Recordemos que Taiwán se separó de la República Popular China en 1949, tras el final de la Guerra Civil China, cuando el bando derrotado encontró refugio en la isla de Taiwán y reclamó su condición de gobierno legítimo de China. Pero el problema aún no está resuelto del todo: la República Popular China aún ve a Taiwán como un territorio suyo y la constitución taiwanesa incluye a China continental como parte de su territorio. Es decir, ambos estados aún creen que deben regir sobre el otro.

Esta situación histórica y política provoca que haya tensiones diplomáticas constantes. Probablemente a los dirigentes chinos les preocupa cuál será la política bilateral de Tsai Ing-wen.