Trump quiso invadir Venezuela por motivos de seguridad nacional

Donald Trump es un presidente atípico, su forma de gobernar ha sido a través de su figura y para muestra está la propuesta que hizo a su gobierno para invadir Venezuela, nomás porque se le ocurrió.

En la reunión que sostuvo con su gabinete para implementar sanciones sobre el país sudamericano, el presidente le planteó a su círculo la pregunta: “¿por qué no podemos simplemente invadir Venezuela?”. (Vía: El Mundo)

Los integrantes de su gabinete respondieron, claramente, que esa decisión simplemente tiraría el apoyo de las naciones sudamericanas, además de que una invasión constituye una declaratoria ante las Naciones Unidas para realizarse, por lo que desistió de su intención, aunque no de la idea.

Trump reviró, argumentando que las intervenciones en Panamá y en Granada durante los años ochenta fueron un éxito. Esto se filtro de alguna manera y la relación Estados Unidos – Sudamérica se tensó, pero los voceros de la Casa Blanca trataron de minimizarlo aludiendo a que eran declaraciones infundadas.

Sin embargo, la propuesta se discutió con países aliados del sur del continente, entre los que se encuentra Colombia, quienes alertaron de esta situación a Nicolás Maduro y el gobierno venezolano.

Aunque desde el año pasado Maduro afirmó esto, se dio por sentado que se trataba de una preocupación sin fundamento, pero ahora, con la filtración completa que hizo la agencia AP, asegura que se trata de una realidad, y que Venezuela no permitirá intervenciones de ningún tipo por parte de EE.UU. (Vía: Huffington Post)

Según la agencia periodística, esto sucedió en agosto, cuando las sanciones se comenzaron a discutir, pero el presidente abandonó la idea unos días más tarde.

#Notamental Las filtraciones de información, o los llamados globos de ensayo, se hacen con una intención. ¿Cuál puede ser la intención de quienes revelaron a AP la posibilidad de invadir a Venezuela, expresada hace un año en privado por Trump, según una fuente de la agencia?

— Luz Mely Reyes (@LuzMelyReyes) July 4, 2018

Sin embargo, la mera presunción de una invasión militar, por pequeña que fuera, es motivo de recordar cómo es que se ha manejado la diplomacia estadounidense a partir de la elección de Donald Trump como presidente.

Desde sus declaraciones xenófobas, hasta las acusaciones de agresiones sexuales, Trump ha tenido sobre sí mismo a su equipo de gobierno para minimizar el impacto de sus declaraciones.

Aunque para su equipo de gobierno nunca fue una opción, para el presidente sí lo fue. Para Maduro, esto representa una amenaza directa sobre el gobierno venezolano y sus reservas petroleras, pero parece más otra de esas declaraciones hechas por un líder político que ve la administración de gobierno como una rencilla personal.