‘No le tenemos miedo a Trump’: Caravana Viacrucis Migrante

Esta tarde una parte de la Caravana Viacrucis Migrante proveniente de Honduras, Salvador y Guatemala se reunión con el embajador de Honduras en la sede diplomática ubicada en la calle Alfonso Reyes en La Condesa. El embajador José Mariano Castillo Mercado se comprometió a caminar con ellos hasta la Basílica de Guadalupe, donde se refugian la caravana.

Esta fracción de la caravana fue seguida por el embajador hasta Benjamín Franklin, donde habló con la prensa y ahondó sobre su papel ante las políticas migratorias y su postura sobre esta caravana.

Un integrante de la caravana explicó a Plumas Atómicas que eran 6 mil personas, según sus propios cálculos, al llegar a Tapachula, en la frontera sur de México. 3 mil de ellos llegaron a la Ciudad de México, muchos de ellos se encuentran actualmente en un refugio en la Basílica de Guadalupe, al norte de la ciudad, a la cual llegaron el 10 de abril.

Entre ellos hay niños, bebés en brazos, personas de la tercera edad, mujeres embarazadas. Ellos son los señalados por Donald Trump como una amenaza que amerita militarizar una frontera. Su imagen discrepa ampliamente del traje del embajador, con el cual algunos de ellos no se sienten satisfechos.

“No le tenemos miedo a Trump”, comentó a Plumas Atómicas uno de ellos cuando les preguntamos cómo se sentían ante las amenazas y comentarios del presidente de los Estados Unidos.

Sobre Benjamín Franklin, integrantes de la Caravana Viacrucis Migrante le pidieron al embajador que los acompañara a la Basílica y, sobre todo, que intercediera por ellos ante los gobiernos mexicano y estadounidense.

También le exigieron que su embajada presionara por una agenda de derechos humanos ante la ONU, conforme al derecho internacional, para que cambien las políticas migratorias de los Estados Unidos.

No saben aún cuánto tiempo permanecerán en la CDMX, tampoco saben cómo serán recibidos cuando lleguen a la frontera norte del país. Según explicaron a Plumas Atómicas, la Caravana Viacrucis Migrante permanecerá el tiempo que sea necesario en esta ciudad, pero tampoco tienen planeado permanecer en México más tiempo del pertinente.

Cruzaron la frontera con México el 28 de marzo y desde entonces han recorrido México a pie; al final de su viaje habrán conocido este país como pocos mexicanos podrían hacerlo. Trump los ve como una amenaza, pero ellos son los que se sienten amenazados, tanto en casa como fuera de ella.

Una de sus más fuertes denuncias es la desaparición de al menos 200 de sus integrantes, tras redadas por parte del INM, aunque cuentan con permisos de tránsito para recorrer el país con dirección hacia los Estados Unidos.

En Oaxaca, un operativo de Protección Civil reabasteció a la Caravana Viacrucis Migrante de agua y alimento; ahí fueron interceptados por el Instituto Nacional de Migración, quien les proveyó ‘visas humanitarias’. De ahí que la posición del INM hacia su marcha parezca voluble por momentos.