¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Toman Refugio Nacional en Oregon, EE. UU.

Un recinto para fauna salvaje en Oregon, EE. UU. fue ocupado en apoyo a dos rancheros de esa misma localidad que enfrentan cargos por incendios provocados.

Varias decenas de personas ocuparon un recinto para fauna salvaje en Oregon, Estados Unidos en apoyo a dos rancheros de esa misma localidad que enfrentan cargos por incendios provocados. Una sede del Refugio Nacional de Fauna Salvaje Malheur fue ocupado por un grupo de gente encabezado por Ammon Bundy, hijo de un ranchero de Nevada llamado Clive Bundy, que en el pasado ha tenido enfrentamientos con el gobierno por derechos agrícolas. Por medio de un video difundido vía Facebook, Bundy llamó a todas las personas que quisieran unirse a su causa a ocupar el Refugio.

“Tenemos previsto quedarnos aquí años, desde luego”, afirmó Ammon Bundy. “Ésta no es una decisión que tomáramos en el último momento”. (vía Univisión)

A pesar de que entre los planes no está causar daño a persona alguna, Bundy declaró que no descartarán el uso de la violencia si la policía intenta desalojarlos del lugar donde se encuentran. Por el momento, la policía y diversos cuerpos de seguridad están elaborando una estrategia para acabar con esta situación y le han pedido a la gente que se mantenga alejada de la zona.

Los rancheros detenidos por los incendios son Dwight Hammond Jr. y su hijo Steven. Ante la imposibilidad de diálogo con las autoridades, Bundy decidió unirse a las protestas para ayudar a los Hammond, pues según sus declaraciones, considera que se están cometiendo abusos contra ellos. La razón por la que estos hombres provocaron incendios fue proteger su propiedad de incendios forestales y eliminar el crecimiento de plantas invasivas. A pesar de que ellos ya cumplieron los castigos que les fueron impuestos por sus delitos (el padre estuvo tres meses en prisión; el hijo más de un año), recientemente un juez determinó que no había sido suficiente de acuerdo con la ley federal y ordenó cuatro años más de cárcel para cada uno.

Desde luego, la resolución causó rechazo entre los allegados a los Hammond y entre los que rechazan el régimen federal por sus implicaciones políticas en Oregon.