¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Todo lo que sabemos de los ataques en Sri Lanka

Se presupone que el ataque fue realizado por un grupo yihadista
Sri Lanka sufre atentados

El domingo de pascua se suscitaron al menos ocho bombardeos en cuatro hoteles de lujo y tres iglesias en, Sri Lanka. Hasta el momento no se sabe la causa del ataque aunque se relaciona con atentado internacional que dejaría al menos 290 muertos y 500 heridos.

Seis de los bombardeos fueron realizados por terroristas suicidas que se hicieron estallar ante las multitudes. Hasta este momento no se sabe con certeza quién o quiénes perpetraron los ataques. Sin embargo, el portavoz del gabinete: Rajitah Senaratne, especula que el grupo islamista National Thowheed Jama’ath (NTJ), así como una red internacional planearon y ejecutaron los ataques, por lo tanto, pidió contribución internacional para estabilizar la crisis y designar responsabilidades.

Esta hipótesis se sustenta en la naturaleza de las agresiones pues en distintas iglesias y hoteles se suscitaron ocho bombardeos de manera simultánea. Por lo tanto,el primer ministro ,Ranil Wickremesinghe, calificó el suceso como un intento de desestabilizar al país tanto en materia de seguridad como en economía, de tal manera, condenó enérgicamente el suceso.

Por su parte, el jefe de la policía de Sri Lanka, Pujuth Jayasundara, declaró ante los medios que hace aproximadamente 10 días alertó a los altos mandos del Estado sobre un posible ataque terrorista. En su comunicado especificó que el NTJ planeaba ataques suicidas contra diversas iglesias en Colombo. Sin embargo las autoridades no tomaron las precauciones suficientes. Hasta el momento se han detenido a 24 personas.

Imagen:Twitter.

Recordemos que en este país existe una gran tensión entre diversos grupos étnicos y religiosos. En este sentido, la mayor parte de la población profesa la religión budista theravada, siguen los hindúes, los musulmanes y, por último, los cristianos, a pesar de la riqueza cultural que estas religiones le aportan al país, lo mantienen en constante conflicto. Como claro ejemplo podemos citar el conflicto que se suscitó en 2018 entre musulmanes y budistas tras el cual se declaró el estado de emergencia.

El gobierno tomó algunas precauciones para evitar otro ataque, por lo tanto, le pidió a la población mantenerse en sus casas hasta que se estabilizara la crisis. Así mismo se estableció un toque de queda, se bloqueó el uso de redes sociales como Facebook y WhatsApp para evitar la difusión de noticias falsas, el pánico e inclusive los discursos de odio.